Ximo Puig recuerda a Podemos que la palabra 'casta' la utilizaba un asesor de Mussolini

Ximo Puig /
Ximo Puig

El secretario de Regeneración Democrática del PSOE de Pedro Sánchez asegura que el proyecto de Pablo Iglesias "no aporta ideas nuevas" sino que se limita a recoger la "desazón" de la sociedad con la política

AGENCIAS VALENCIA

El secretario de Regeneración Democrática en la nueva Ejecutiva del PSOE, Ximo Puig, considera que el discurso contra la casta que hace Podemos ya es "viejo" y puede asimilarse, por ejemplo, al que hacía a principios del siglo XX sobre la clase política el intelectual italiano Gaetano Mosca, a quien "acudió con frecuencia" el dictador Benito Mussolini.

En una entrevista con Europa Press, Puig ha analizado el argumentario que ha llevado a la formación liderada por Pablo Iglesias a lograr un amplio apoyo de la sociedad, como refleja el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, que la sitúa como tercera fuerza política en estimación de voto.

A su juicio, "lo nuevo", como Podemos, "no significa que aporte ideas nuevas"; sino que lo que esta organización recoge es "la desazón" de la sociedad "y el profundo cansancio con la falta de reacción de la política".

Puig , ha insistido en que esto ya es "viejo" y siempre ha habido personas que "han disparado" contra la democracia representativa, que ha reconocido que también tiene "lagunas". Como ejemplo ha puesto al italiano Gaetano Mosca, quien ha recordado que ya a principios del pasado siglo hablaba de la clase política, "lo que ahora se transmutado en casta".

"Gaetano Mosca por otra parte fue uno de los intelectuales a los que Mussolini en su momento acudió con frecuencia", ha recordado sobre este tipo de movimientos que "deslegitiman o intentan deslegitimar" el funcionamiento de la democracia.

"Disparan contra la democracia representativa"

"Estamos hablando de lo mismo. Ha habido siempre personas que han disparado, democráticamente o ideológicamente, contra la democracia representativa --ha reiterado--. Entre otras cosas porque la democracia representativa tiene lagunas".

Sin embargo, Puig ha dejado claro que su voluntad no es "culpabilizar a los que protestan", sino analizar "qué ha pasado" para que surjan esas protestas. Según ha reconocido, cuando surgen este tipo de movimientos es porque "ha fracasado la política", algo que reconoce que tiene que ser estudiado.

Y ante esta situación, considera que el PSOE tiene que estar abierto "permanentemente" al diálogo con otras fuerzas políticas, aunque ha subrayado que los socialistas tienen "ambición" de proyecto mayoritario de Gobierno y de izquierda, sumando a las clases medias y las trabajadoras.

El acierto de Rubalcaba

Ximo Puig cree que en este camino ayudará la reciente renovación socialista, con el ascenso de Pedro Sánchez a la Secretaría General del PSOE. De hecho, considera que el barómetro del CIS demuestra que Alfredo Pérez Rubalcaba acertó convocando un Congreso Extraordinario.

"El PSOE ha sabido leer su situación, la situación general de la política en España y por eso Rubalcaba tomó una buena decisión convocando un Congreso Extraordinario", ha insistido sobre una encuesta que situó a los socialistas ocho puntos por debajo del PP cuando aún no se había producido el relevo en la cúpula del partido.

A su juicio, el cambio de liderazgo en el PSOE servirá de "revulsivo" para la actual situación de la política española, "asediada" por tres crisis: "la crisis política, la crisis económica y la crisis territorial". "Más allá de la letra, lo importante es la música; y la música es un cambio solvente para España", ha enfatizado.