Bárcenas: «El PP llevaba caja B para las elecciones en todas las provincias y regiones»

Acusa a todos los secretarios generales de revisar la contabilidad paralela y a los presidentes del partido de conocerla

MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Luis Bárcenas, de nuevo, en estado puro y apuntando muy duro contra el Partido Popular. El extesorero no solo mantiene sus acusaciones contra la formación popular que ya lanzó cuando comenzó a tirar de la manta en julio del año pasado, sino que ahora las redobla.

El PP llevaba caja B para las elecciones en todas las provincias y en todas las regiones, ha llegado a afirmar en su quinta declaración ante el juez Pablo Ruz. Es más, ha dicho que la sede nacional del partido siempre ha financiado con ese dinero parte de sus campañas electorales.

Y más. Que todos y cada uno de los secretarios generales del PP supervisaban regularmente la entrada de dinero negro procedente de los donantes y que todos los presidentes de la formación conocían la existencia de esa contabilidad paralela y nunca se opusieron a ella. Según Bárcenas, su antecesor en el cargo, Rosendo Naseiro, le aseguró que ese sistema de caja B existía, al menos, desde 1989.

El extesorero ha puesto en el punto de mira particularmente dos nombres: los de los exsecretarios generales de la formación Francisco Álvarez Cascos y Ángel Acebes.

El imputado ha abundado en que ambos estaban al tanto de la existencia durante años de una contabilidad paralela en Génova 13. Según ha contado a preguntas del juez Pablo Ruz, fue el político asturiano quien en 1990 supervisó la entrega de las llaves de la caja B del partido, cuando Rosendo Naseiro dejó sus responsabilidades como tesorero de la formación. Es más, ha explicado que Cascos controló entre 1990 y 1993 la contabilidad paralela y que fue el exministro de Fomento quien le encomendó la custodia de los 8 millones de pesetas con los que se inauguran los denominados papeles de Bárcenas.

Bárcenas ha seguido apuntando contra el PP y ha seguido exculpándose de todo, más allá de haber gestionado las cuentas en negro de los populares. Ha negado que los 48 millones de euros que llegó a amasar en los bancos suizos provengan de haber saqueado la caja B del Partido Popular que controló durante años, tanto como gerente como tesorero de la formación.

Ha insistido en la tesis de que todo su dinero es de origen lícito y que proviene básicamente de exitosas operaciones comerciales, de la compra y venta de obras de arte, de negocios con tierras y solares; de la gestión de acciones en la bolsa y de comisiones en Suiza por su intermediación con hombres de negocios uruguayos.

La declaración del exsenador que ha empezado a las once de la mañana, ha sido muy exhaustiva y ha durado unas cinco horas.