T-HR3, el robot humanoide de Toyota

En esta tercera generación, cuenta con nuevos sistemas de movilidad para ayudar a personas con discapacidad

Toyota acaba de dar a conocer el T-HR3, el robot humanoide de tercera generación diseñado y desarrollado por la división de Robots Asistentes de la marca. El objetivo es explorar nuevas tecnologías que permitan gestionar de forma segura las interacciones físicas entre los robots y su entorno, con sistemas de movilidad que puedan ayudar a médicos, cuidadores y pacientes, a ancianos y personas con discapacidad.

Desde los años 80, Toyota ha venido desarrollando robots industriales para mejorar sus procesos de fabricación. Bajo esas técnicas de automoción, se han aplicado nuevos sistemas con control remoto de maniobras por el que el robot replica los movimientos del usuario. El T-HR3 refleja el concepto amplio de cómo las tecnologías avanzadas pueden ayudar a satisfacer las necesidades de movilidad específicas de cada persona.

Además, representa un nuevo paso evolutivo respecto a la generación anterior de robots humanoides que tocan instrumentos, creados para probar la colocación precisa de las articulaciones con movimientos preprogramados. Así, el T-HR3 puede ayudar de forma segura a los humanos en diversos contextos, tales como en casa, en servicios médicos, en zonas de obras, en lugares golpeados por catástrofes o incluso en el espacio exterior.

El T-HR3 se controla mediante un sistema de maniobras que permite accionar todo el cuerpo del robot de forma instintiva con controles ponibles que transfieren los movimientos de las manos, los brazos y los pies al robot, amén de un visor de casco que facilita al usuario ver desde la perspectiva del robot. El sistema incorpora diversos motores eléctricos, engranajes reductores y sensores de par conectados a cada articulación.

Los brazos maestros del sistema confieren al operador todo el intervalo de movimiento de las articulaciones correspondientes del robot, mientras que con los pies maestros el usuario puede caminar sin desplazarse de la silla para moverlo hacia delante o lateralmente. Los servomódulos de par hacen posibles las capacidades esenciales del T-HR3, como el control flexible de articulaciones, la fuerza de contacto que ejerce el robot sobre cualquier sujeto u objeto, coordinación del cuerpo y control de equilibrio, por si colisiona con algún objeto de su entorno.

El nuevo T-HR3 se presentará en la International Robot Exhibition 2017, en el Big Sight de Tokio, a partir del 29 de noviembre.