La variedad de calendarios propicia un maratón de exámenes en la UGR

Alumnos de la UGR estudian en la biblioteca de Derecho en la calle Duquesa. /A. G. P.
Alumnos de la UGR estudian en la biblioteca de Derecho en la calle Duquesa. / A. G. P.

Las facultades con semestres abiertos comienzan las pruebas el jueves y las del modelo cerrado lo harán el día seis de junio

ANDREA G. PARRAGRANADA

«Estamos un poco saturados, preocupados por la carga lectiva y por los plazos a la hora de notificarnos las notas». La valoración la hace José Pino, delegado de la Delegación de Estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada (UGR), centro que el próximo jueves comienza los exámenes del segundo semestre y seguidamente la convocatoria extraordinaria para recuperar los suspensos de enero y los que se cosechen ahora.

La Facultad de Derecho se decantó por el calendario abierto y el primer semestre los alumnos no estuvieron agobiados al no tener las recuperaciones seguidas como en los centros con semestres cerrados, pero ahora los nervios se apoderan de ellos. En este centro, otra de las preocupaciones es que no se les notifique con tiempo suficiente las notas de los exámenes que tendrán a partir del día 17 y no se puedan preparar la recuperación con tiempo. Los exámenes de recuperación del primer y segundo semestre comienzan el 18 de junio y terminan el 6 de julio.

«El día 30 de mayo terminamos las pruebas del segundo semestre y el día 18 de junio empiezan las recuperaciones y si se retrasan en darnos las notas, no tenemos tiempo», lamenta José Pino. Este joven universitario explica que en su carrera las asignaturas 'básicas' tienen entre 100 y 150 páginas de los apuntes y los manuales que les recomiendan suelen moverse entre las 300 y 400 páginas. «Unas 500 o 600 páginas por asignatura. En las más complejas, el volumen sube bastante», revela. A todo esto hay que sumar las prácticas, que también son muchas.

Las facultades con semestres abiertos son Ciencias de la Educación, Ciencias Económicas y Empresariales, Derecho, Farmacia, Filosofía y Letras, Comunicación y Documentación, Ciencias de la Salud, Ciencias del Trabajo, Trabajo Social y Ciencias de la Salud también en Ceuta y Melilla. En total 11 centros. Los estudiantes de los dobles grados son los que tienen calendarios más complicados porque en algunos casos en una facultad tienen modelo cerrado y en la otra abierto. Esto les pasa a los alumnos de dobles grados en las facultades de Económicas y las ingenierías o en Traducción. «En los centros con calendario cerrado tienen aún clases y en los de calendario abierto empiezan los exámenes», apunta Raquel Aguado, de la delegación de estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. «Lo que están haciendo es dejar de ir a clase para poder prepararse», indica.

Aguado, que estudia tercero de Marketing, describe todo este periodo de exámenes como «una carrera de fondo». Una experiencia a la que no están acostumbrados porque este el primer año con este modelo y les esperan, a quienes suspendan alguna materia, dos meses de exámenes para las convocatorias ordinarias y extraordinarias. En este centro, sí han buscado una alternativa, a la que queda aún por pulir algunos flecos, para la doble titulación de Derecho y Ciencias Políticas.

Semestre cerrados

Los centros con almanaques con semestres cerrados son mayoría y estos aún están con clases. En este listado se incluyen las facultades de Bellas Artes, Ciencias, Ciencias del Deportes, Ciencias Políticas y Sociología, Medicina, Odontología, Psicología, Traducción e Interpretación, la Escuela de Arquitectura, la de Caminos, la de Informática y la de Edificación. A ellas se suman la Facultad de Educación de Melilla y la de Ceuta y la de Ciencias Sociales en Melilla. El Centro de Magisterio La Inmaculada también ha optado por este modelo. En total 16 centros.

Gloria Tarno, delegada de Estudiantes de Políticas, argumenta que en el primer semestre ya tuvieron su prueba de fuego porque tuvieron las recuperaciones a pocos días de la convocatoria ordinaria en el mes de enero y febrero. «La impresión es que la gente está bastante contenta», relata. Señala que si la selectividad se cambiara y la recuperación se hiciera en julio en vez de septiembre se podría hacer una mejor programación.

Los centros con el calendario cerrado comenzarán los exámenes del segundo semestre el día seis de junio. Las recuperaciones las tendrán del 28 de junio al seis de julio. Tarno anota que este nuevo sistema, que eliminó los exámenes de recuperación en septiembre en la UGR, lo que sí ha provocado ya es un cambio en los hábitos de estudio. Para aprobar ahora hay que llevarlo todo más al día que antes.

El nuevo calendario de exámenes en la UGR ha abierto un nuevo modelo de trabajo. Los estudiantes que lo lleven todo aprobado a principios de junio podrán estar ya de vacaciones. Las clases para el curso 2018-2019 comenzarán el día 12 de septiembre. Más de tres meces de vacaciones. Los que hayan cateado alguna asignatura no terminarán hasta el día seis de julio o quizás el trece de julio.

La Universidad granadina entra en una nueva etapa en el primer curso sin exámenes en septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos