El presidente de Indra asegura en Granada que existen «muchas oportunidades como país y como sociedad»

Fernando Abril-Martorrell, ayer en Granada. /RAMÓN L. PÉREZ
Fernando Abril-Martorrell, ayer en Granada. / RAMÓN L. PÉREZ

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra, destaca en la UGR la importancia del talento y la educación y analiza el impacto de la globalización y la tecnología en la economía

ANDREA G. PARRAGranada

«El potencial que ofrece la nueva etapa es extraordinario». La valoración la hizo ayer el presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, durante su participación en la cuarta sesión del programa Diálogos con la sociedad del Consejo Social de la Universidad de Granada (UGR). Desgranó como el impacto de la combinación entre la globalización y las tecnologías están provocando grandes cambios, el nuevo paradigma. Apostó porque «la clave es el liderazgo en todo». A su juicio «tenemos muchas oportunidades como país y como sociedad».

En Indra lo saben bien. Es una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría así como el socio tecnológico para las operaciones clave de los negocios de sus clientes en múltiples países. Tras la difusión de un video sobre esta empresa del IBEX-35, Abril-Martorell disertó sobre economía en general, aludió al Brexit o las actuaciones de Trump, y expuso que objetivamente las trabas al comercio internacional empeoran la posición del comercio en general.

Asimismo, dijo que es fundamental elegir bien las prioridades porque «no hay que esperar fórmulas milagrosas ni respuestas mágicas». Añadió que el futuro del país vendrá por «cómo nos posicionemos». «Surgirán empleos nuevos aunque desconocemos como sociedad el escenario que se creará», apuntó. En su exposición abogó por una buena y gran estrategia en educación y universidades, porque ahora «la formación es más importante que el petróleo».

Se refirió a las tecnologías (robotización, digitalización e inteligencia artificial) en las diferentes vertientes e impactos (positivos y negativos) que afectan a la economía. Indra es un proveedor y líder mundial de soluciones propias en segmentos específicos de los mercados de transporte y defensa. Además, es una empresa líder en consultoría de transformación digital y tecnologías de la información en España y Latinoamérica a través de su filial Minsait. Su modelo de negocio está basado en una oferta integral de productos propios de alto valor y con un elevado componente de innovación. En el ejercicio 2018, Indra tuvo unos ingresos de 3.104 millones de euros, 43.000 empleados, presencia local en 46 países y operaciones comerciales en más de 140 países, según expuso la catedrática de la UGR, María del Mar Fuentes, que fue la conductora del acto. La inversión de Indra en I+D, de forma anual, es de 210 millones de euros.

Inteligencia Artificial

La rectora de la Universidad granadina, Pilar Aranda, explicó que «hemos empezado a conocernos, estamos trabajando. Se le han presentado –a los responsables de Indra, con su presidente a la cabeza–- y enviado documentación sobre las fortalezas de nuestros grupos de investigación y estoy convencida que saldrá una colaboración estrecha». Abril-Martorell cuando tomó la palabra agradeció al Consejo Social de la UGR la oportunidad de participar en este foro, visitar Granada, una vez más, y por primera vez el edificio del Hospital Real que le pareció «impresionante». En inteligencia artificial la Universidad granadina destaca por sus publicaciones científicas.

En el acto, celebrado en el crucero del Hospital Real, Aranda expuso que «nosotros necesitamos de la sociedad. Necesitamos que nos digan qué quieren y que entiendan nuestro trabajo». Esta reflexión la hizo ante una importante representación de la sociedad granadina –empresarios, políticos, militares…–, con el alcalde, Luis Salvador, en la primera fila. La participación de la comunidad universitaria, con bastantes investigadores, también fue destacada.

El presidente del Consejo Social de la Universidad granadina, Gregorio Jiménez, expuso el trabajo que están realizando y mantuvo que sin inversión en talento, conocimiento, innovación e investigación «es difícil progresar». Subrayó que el órgano que preside tiene un objetivo claro: «Ayudar en el desarrollo de Granada». Además de las sesiones como la de este jueves están trabajando en grupos con mentores (empresarios e investigadores así como otras personalidades) y reuniones con representantes en diferentes comarcas, así como otras actuaciones y contactos.

En el acto participó, además, Rogelio Velasco, consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, que incidió en el interés de la consejería por la implicación de la empresa en el mundo universitario. «Es imprescindible que esa relación se fortalezca de manera que haya beneficio mutuo tanto para el mundo empresarial como para el de la investigación aplicada del ámbito universitario», mantuvo. Defendió el papel de las universidades en la creación de conocimiento, que no es solo ciencia y tecnología, es también «humanidades, historia, filosofía política, filosofía analítica, literatura, antropología... No podemos olvidar el aspecto humanístico de las universidades». Postura en la que le acompañó la rectora. Velasco puso en valor la importancia de Indra en el mercado de Andalucía, agradeciendo la presencia de su presidente en la Universidad. No se olvidó de mencionar el compromiso de su consejería en la inversión en I+D+I y la importancia del proyecto del acelerador de partículas en la provincia de Granada.

La de ayer fue la cuarta ponencia de 'Diálogos con la sociedad'. En las anteriores participaron el presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, el director general del CIEMA, Carlos Alejaldre, y el embajador de Japón en España, Masashi Mizukami, junto a Josep Piqué. En la quinta sesión está previsto que venga a Granada el presidente de La Caixa.