La rectora de la UGR dice estar «preocupada con el tema económico»

La rectora de la UGR dice estar «preocupada con el tema económico»

Pilar Aranda, que ha recibido ya la carta para que pueda utilizar el remanente no afectado, dice que pueden aguantar con este modelo de financiación solo hasta el año que viene

Andrea G. Parra
ANDREA G. PARRAGranada

«Con el tema económico estamos preocupados». La frase es de la rectora de la Universidad de Granada (UGR), Pilar Aranda, que este martes en un desayuno informativo ha declarado que «lo que hay encima de la mesa no me gusta. Lo mismo que no me gustaba el del año pasado». Habló de los presupuestos autonómicos y nacionales (Ceuta y Melilla dependen del Gobierno central), en el último caso prorrogado.

Aranda lamentó que el sistema de financiación universitaria en Andalucía –el actual se aprobó en 2007- perjudica «seriamente a la UGR». A su juicio lo hace porque está hecho al «peso». Reconoció que con la crisis y el plan Bolonia –menos años las carreras y más aprobados- se ha perdido «volumen», número de estudiantes, y en ese modelo –de reparto de dinero- se tiene en cuenta de forma prioritaria estas estadísticas.

La rectora de la Universidad granadina se mantiene en que es necesario un sistema de financiación en el que se tenga en cuenta «los resultados». En que se reconozca la eficiencia en estudiantado, resultados en investigación y otros parámetros en personal de administración y servicios.

A la pregunta de cuánto tiempo podrá esperar la Universidad granadina con este modelo de financiación dijo que «hasta el año que viene». La Junta de Andalucía autorizó a las universidades andaluzas –a principios de verano- a poder utilizar remanente no afectado (no para el capítulo uno de personal). Aranda requirió que se le diera ese permiso (hasta ahora no se podía utilizar ese dinero) por escrito. Esa misiva de la Administración autonómica llegó el día uno de este mes de septiembre a la mandataria granadina. La UGR aprobó en diciembre de 2018 un presupuesto de más de 400 millones de euros para 2019.

La rectora de la UGR, que defendió que es una firme defensora de la Universidad pública, reiteró su petición de un aumento del presupuesto para las universidades. Subrayó que la Universidad granadina es la principal empresa de Granada.

En el repaso que hizo sobre los temas a abordar en este curso 2019-2020, las clases comenzaron el día 11, habló de la puesta en marcha de la nueva RPT (relación de puestos de trabajo); destacó que en los últimos cuatro años se han sacado 500 plazas para ayudantes doctor; a los estudiantes les pidió que se impliquen más en el proceso de aprendizaje, impulsarán la Casa del Estudiante en el Espacio V Centenario; el modelo de calendario con semestres abiertos y cerrados se está analizando y haciendo algunos cambios; reforzarán las prácticas en empresa, entre otras cuestiones. Reiteró que con el modelo de calendario abierto y cerrado, sin exámenes en septiembre, se han mejorado resultados de aprobados.

En relación al plan plurianual de infraestructuras (2019-2023) avanzó que para este año hay previstas obras para el módulo de Escultura, eficiencia energética en diferentes inmuebles, laboratorio de Química y biblioteca de Letras en Cartuja. A largo plazo hay otros inmuebles como el tercer edificio de la Escuela de Informática. Son muchas más las actuaciones previstas en los diferentes campus en los próximos cuatro años. Necesitan más de cincuenta millones de euros.

En cuanto a los proyectos de futuro reiteró su compromiso en el trabajo para la celebración del 500 aniversario en 2031 con un amplio programa y para conseguir la capitalidad cultural. En relación al acelerador de partículas apostilló, al igual que en su visita con el alcalde, que la situación política nacional ha condicionado determinadas actuaciones como la creación del consorcio. Aranda sí avanzó que la Universidad y el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) están trabajando para la construcción de un laboratorio para desarrollar proyectos en este aspecto (fusión nuclear). No concretó dónde se instalará.

«Ya hemos ganado porque estamos en el mapa de las grandes infraestructuras científicas», repitió. Aplaudió que la Junta de Andalucía vaya a estar al 50% -en principio era un tercio- en el consorcio que finalmente se apruebe para el desarrollo del Ifmif-Dones. Defendió la riqueza, creación de empleo cualificado, entre otros muchos recursos, que supone el acelerador.

Selectividad en julio y septiembre

La rectora de la UGR avanzó, en el encuentro informativo, que el tema de que la selectividad (PEvAU) en Andalucía suprima la convocatoria de septiembre y la recuperación se haga en julio, que piensa que será una realidad el próximo curso. Para este año académico cree que no será aún posible. Así se ajustaría el comienza de las clases en la Universidad de todos los estudiantes. Es una cuestión en la que deben trabajar con el ámbito universitario y los institutos. Hoy miércoles, conocerán sus notas, los estudiantes que han hecho la selectividad en septiembre. Las clases en la UGR comenzaron el miércoles pasado.

Sobre el Brexit, dijo que la UGR no va a romper con las universidades inglesas: «Totalmente en contra del Brexit, se debilita Europa». Comentó que «haremos el esfuerzo que sea necesario» para que se mantengan las becas de movilidad, para que se desarrolle investigación y el resto de colaboraciones. Ese esfuerzo se sustentará en el plan propio.

En referencia a la reunión que mantuvo con la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, cuando se presentó la actuación en los paseíllos universitarios y se pidió que se emplee el dinero del parking, que se iba a hacer, en la remodelación de la piscina de Fuentenueva, Aranda ha mantenido que espera que mantenga ese «cariño» –así se refirió la política dela Junta- con este proyecto y se pueda recuperar este espacio único -la piscina-.

La rectora subrayó la aportación al PIB de la provincia de la UGR –en 2007 suponía un 4,6 y que ahora creen que habrá aumentado-. Recordó la posición de las universidades andaluzas en los rankings, que en el último de Shaghai dijo que es destacado en varias. La UGR está entre las 300 mejores del mundo. No hay ninguna entre las cien mejores, pero dijo que se tardará. Reseñó que solo la Universidad de Oxford cuenta con el mismo presupuesto que todas las universidades andaluzas juntas. Defendió que es necesaria una nueva Ley de Universidades y que no se acuerden solo de las universidades cuando hay algún escándalo.

De la Universidad granadina subrayó la calidad y que es buena en muchos campos. Apostó por la interdisciplinaridad en los proyectos de investigación. Sobre el alumnado, a priori parece que subirá en número entre los estudiantes de primero en grado, apuntó a que trabajan para incrementar las cifras en posgrado.