Patentan en Granada nuevos fármacos para tratar la enfermedad tropical de Chagas

La Organización Mundial de la Salud la ha calificado como la tercera más propagada en el mundo, por lo que representa un gran desafío sanitario en muchos países de América Latina

EFEGRANADA
Patentan en Granada nuevos fármacos para tratar la enfermedad tropical de Chagas

Científicos de la Universidad de Granada, en colaboración con el Instituto de Ciencia Molecular de la Universidad de Valencia, han logrado desarrollar nuevos compuestos activos para combatir la enfermedad de Chagas, tanto en su fase aguda como en la crónica.

La Organización Mundial de la Salud ha calificado esta enfermedad tropical como la tercera más propagada en el mundo, por lo que representa un gran desafío sanitario en muchos países de América Latina, ha informado este lunes la Universidad de Granada en una nota.

Los resultados de la investigación, que se publican esta semana en la revista "European Journal of Medicinal Chemistry", han permitido desarrollar compuestos que inhiben enzimas específicos del parásito, consiguiendo así inactivar su sistema de defensa antioxidante.

Los ensayos consistieron en probar la toxicidad de los compuestos en células de mamíferos, así como la actividad antiparasitaria en las diferentes formas protozoarias.

Luego fueron seleccionados aquellos más efectivos para estudiar la parasitemia tanto en fase aguda como crónica, la inhibición de los enzimas exclusivos de los parásitos y las posibles alteraciones en órganos vitales en ratones.

Estos compuestos y su función como antiparasitarios están protegidos por una patente conjunta de la Universidad de Granada y la de Valencia, de la que se ha solicitado su extensión internacional.

Según el catedrático de Parasitología de la Universidad de Granada Manuel Sánchez Moreno, coautor del trabajo, los resultados de esta investigación son "muy prometedores", dado que el fármaco más utilizado actualmente para el tratamiento de la enfermedad de Chagas, el Benznidazol, tiene una efectividad muy baja, "fundamentalmente en la fase crónica (más de 40 días de tratamiento) de la enfermedad y presentan una toxicidad muy elevada".

El grupo de investigación autor del trabajo ha sido financiado con cuatro millones de euros por un proyecto Consolider del Ministerio de Economía y Competitividad.

En él participan investigadores de las universidades de Granada, Valencia, Girona, Baleares, Cádiz y la Complutense de Madrid, así como del Hospital Joan 23 de Tarragona.

El siguiente objetivo de los investigadores es el desarrollo de nuevos agentes terapéuticos con actividad antiparasitaria, antiinflamatoria o antitumoral.

Fotos

Vídeos