El Centro del Alimento Funcional crea un fondo para la I+D+i agroalimentaria

El espacio científico, sito en el PTS, que cuenta con apoyo público-privado, busca mecenas del sector agrario para aumentar la producción y las cuentas

ANDREA G. PARRAGRANADA
Acto de presentación del Centro Tecnológico de Investigación y Desarrollo del Alimento Funcional (Cidaf). :: GONZÁLEZ MOLERO/
Acto de presentación del Centro Tecnológico de Investigación y Desarrollo del Alimento Funcional (Cidaf). :: GONZÁLEZ MOLERO

Alimentos con mucho valor. Empresas más competitivas, beneficios para el sector y para el bienestar y la salud. «Vamos a hacer lo que nos pida el sector agroalimentario». Las acciones se centran en la consecución de la mejora del rendimiento productivo y económico en el ámbito agrario y de la alimentación. Así lo anunció ayer Alberto Fernández Gutiérrez, director del Centro Tecnológico de Investigación y Desarrollo del Alimento Funcional (Cidaf), especializado en el ámbito de los alimentos funcionales y los nutracéuticos. Han promocionado la creación del Fondo para la I+D+i Agroalimentaria Cidaf.

Lo presentaron en el salón de actos de Caja Rural de Granada, con un centenar de empresas del sector invitadas al acto. Este fondo busca mecenas para que el Centro de Desarrollo del Alimento Funcional pueda conseguir el mayor número de trabajos y resultados. Las empresas podrán aportar las cantidades económicas que estimen y los investigadores del centro, ubicado en el Parque Tecnológico de la Salud, desarrollarán los trabajos. En definitiva, transferencia científica. «No vamos a hacer nada que no se nos demande», matiza Fernández Gutiérrez.

El mecenazgo funcionará tal como está marcado en la legislación. Las empresas podrán beneficiarse de las bonificaciones y reconocimientos que están marcados en la normativa. Se podrán conseguir resultados tanto por parte de los científicos como de los empresarios. En las empresas se puede traducir en beneficios en la producción y por extensión en el balance económico. Para el resto de la sociedad en mejores productos.

En el centro donde el alimento es la base trabajan unas 25 personas. Las inversiones en equipos científicos superan ya los cinco millones de euros. Cuentan con experiencia, premios y reconocimientos. Hay proyectos en los que se han conseguido ya resultados y otros en pleno desarrollo. La temática y productos en los que se trabaja para aliviar enfermedades son varios. Se centran en cuestiones relacionadas con el aceite de oliva -hojas y demás-, los vinos -diferentes elementos de la parra-. Algunos de ellos son y serán claves para 'atajar' cuestiones relacionadas con la diabetes o el cáncer. Buenas propuestas.

El acto de ayer contó con la participación de Gregorio Jiménez López, presidente del Consejo Social de la universidad granadina, que pronunció la conferencia titulada 'La creación de valor en el sector agroalimentario'. Jiménez es un gran defensor y trabaja de forma intensa en el aumento de la transferencia de la I+D al mundo empresarial. También estuvieron los máximos representantes de la institución universitaria granadina, PTS y Junta de Andalucía así como de Caja Rural de Granada, que los acogió en su sede. El Cidaf busca fondos y dar a conocer lo que hace. El mundo agroalimentario debe tomar ahora la palabra.

Gestión y resultados

Los objetivos de Cidaf se centran en «la generación de nuevos conocimientos científicos transferibles y orientados hacia aplicaciones de utilidad en el diseño, producción y caracterización de alimentos y complementos nutricionales, seguros y saludables, abordando todas las etapas del proceso de I+D y transfiriendo los resultados obtenidos al sector productivo para la generación de valor añadido».

Este centro está gestionado por una fundación, sin ánimo de lucro, cuyo patronato lo integran la Universidad de Granada, la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente), Abbott Laboratories, S. A., Aceites Maeva, S. L. (Grupo Maeva-Torres Morente), Biotmicrogen, S. L. (Grupo Biot), Cervezas Alhambra, S. A. (Grupo Mahou-San Miguel) y Miguel García Sánchez e Hijos, S. A.

La misión es «colaborar con empresas agroalimentarias y otros grupos y centros de investigación para generar y transferir el conocimiento al sector productivo y de esta forma contribuir al desarrollo económico y social. Focaliza su investigación científica en la localización de compuestos bioactivos de origen agroalimentario para su aplicación en alimentación humana o animal, farmacia, cosmética, envases activos, entre otros».