Los alumnos gastan 500.000 euros en exámenes de idiomas

Los universitarios mantienen sus protestas por los 62,5 euros que tienen que pagar para lograr el B1 obligatorio

ANDREA G. PARRAGRANADA

«Sobre el papel no hemos conseguido nada desde el equipo de gobierno de la institución universitaria granadina». La reflexión la hace Francisco Hidalgo, alumno de la Universidad de Granada (UGR) y responsable de Extensión de la Coordinadora Sindical Estudiantil. No han logrado nada en una de las principales reivindicaciones de este curso, que era una solución al B1 para que no les cueste dinero. El B1 se requiere para el grado y algunos másteres, así como para participar en programas de movilidad para acreditar el nivel y conocimiento de otro idioma, principalmente el inglés.

Los estudiantes de la Universidad granadina han salido a la calle. Han mantenido reuniones con responsables universitarios. «Nuestras peticiones han sido escuchadas en innumerables ocasiones en Consejo de Gobierno, reuniones con vicerrectorado de Grado, vicerrectorado Estudiantes, con el mismo rector, en claustro, en juntas de centro...», pero como ha indicado Hidalgo no se ha pasado de la mera conversación. Los alumnos no han pedido la retirada del famoso B1 lo que quieren es, entre otras cosas, que se integre en los estudios y no haya que pagar para conseguir ese certificado.

Tomando como referencia el número de egresados del último informe presentado por el catedrático Teodoro Luque sobre el mercado laboral, en la UGR terminan sus estudios unos 8.000 alumnos. Si se multiplica ese número por los 62,5 euros que cuesta el examen del Centro de Lenguas Modernas para la acreditación del dominio de lengua extranjera B1/B2 el resultado es 500.000 euros. Son precios públicos y solo para hacer la prueba. Para preparase si se elige hacer un curso de 60 horas en el Centro de Lenguas Modernas de la UGR, por ejemplo, el precio es 467 euros en un pago único y 492 euros si se hace a plazos. Son cuantías 'especiales' para el alumnado de la institución universitaria granadina. Son cifras de un centro dependiente de la propia Universidad. En las academias privadas hay de todo en las ofertas y precios.

El día 27 terminan las pruebas orales de los exámenes del B1 y B2 en el Centro de Lenguas Modernas. Las próximas convocatorias son para julio, septiembre y noviembre. Hay que recordar que en el mes de julio saldrán de la Universidad granadina los primeros graduados de acuerdo a los planes adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Para conseguir el grado es necesario presentar ese título acreditativo del nivel de lengua extranjera.

La Delegación General de Estudiantes (DGE) de la institución universitaria granadina lleva también manteniendo reuniones para este tema hace mucho tiempo. «De momento lo que tenemos es que la acreditación del B1 por la UGR valga lo mismo que en la Escuela de Idiomas, un precio público de unos 60 euros. El problema es el coste de la formación que sí que es cierto que en el CLM es más caro que en la Escuela de Idiomas y se pone al mismo nivel que academias privadas», valora Alejandro Ortiz, coordinador de la DGE. Agrega que «lo único que hemos obtenido del equipo de gobierno son las becas de capacitación lingüística -ya han salido varias convocatorias-. A nuestros ojos, son positivas pero insuficientes».

«Por ahora no tenemos pendientes más reuniones con el gobierno de la UGR, ni tampoco algún tipo de protestas. Por desgracia comenzamos el período de exámenes, y la mayoría de los estudiantes se desmovilizan en esta etapa», concluye Hidalgo.