Jugar habitualmente al baloncesto mejora la visión, según un estudio de la UGR

Uno de los sujetos que participó en el estudio./UGR
Uno de los sujetos que participó en el estudio. / UGR

Investigadores de la Universidad de Granada demuestran que aquellas personas que practican este deporte de manera habitual presentan un mejor rendimiento en distintas habilidades visuales, como la función acomodativa y binocular, la capacidad de discriminación visual (halometría) o la coordinación ojo-mano

EUROPA PRESSGRANADA

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado que aquellas personas que practican el baloncesto de manera habitual presentan un mejor rendimiento en distintas habilidades visuales, como la función acomodativa y binocular, la capacidad de discriminación visual o la coordinación entre ojo y mano.

Según ha informado la UGR en una nota de prensa, los resultados de este trabajo, publicados en la publicación científica 'Journal of Sport and Health Science', señalan que los jugadores de baloncesto muestran «de forma estadísticamente significativa» un punto próximo de convergencia más próximo, un mayor rango de «vergencias fusionales positivas» en lejos y mayor capacidad para discriminar halos, en comparación al grupo de sujetos sedentarios.

En este estudio, realizado por investigadores de los departamentos de Óptica y Educación Física de la UGR, participaron 18 jugadores de baloncesto y 15 sujetos que no realizaban actividad física de forma regular, a quienes se les practicaron una serie de pruebas optométricas para evaluar todos los parámetros señalados.

El análisis de los resultados mostró que los jugadores de baloncesto tenían un mejor rendimiento en varias habilidades visuales. A partir de los resultados encontrados, los autores apoyan la hipótesis de que la práctica deportiva de forma recurrente, y más en un deporte como el baloncesto que tiene grandes demandas visuales, permiten «adquirir un mayor desarrollo en las habilidades perceptivas y cognitivas».

«Por lo tanto, si la práctica de una actividad deportiva requiere el uso de diferentes habilidades visuales, como es el caso del baloncesto, futuros estudios deberían investigar si la práctica de otros deportes sin altas demandas visuales (por ejemplo, atletismo o natación) no conlleva obtener estos mismo beneficios en la función visual«, señala el autor principal de este trabajo, el investigador de la UGR Jesús Vera.

Así, una colaboración activa entre especialistas en el campo de la Optometría y de las Ciencias del Deporte «permitiría avanzar en el conocimiento de los beneficios de la práctica deportiva en la función visual, así como en la posible transferencia al rendimiento deportivo de un entrenamiento visual centrado en la mejora de las habilidades visuales utilizadas en una disciplina deportiva específica«, destaca.

 

Fotos

Vídeos