La Fundación Caminos premia a un ingeniero granadino por su trabajo de fin de máster

Raúl Quirós, distinguido por la Fundación Caminos./ALFREDO AGUILAR
Raúl Quirós, distinguido por la Fundación Caminos. / ALFREDO AGUILAR

Raúl Quirós tuvo el mejor expediente de su promoción y la propia escuela califica su trayectoria como «magnífica»

ANDREA G. PARRAGRANADA

«Le cogí hasta vicio a la carrera». Con estas palabras tan coloquiales define bien Raúl Quirós Hernández (Güéjar Sierra, Granada 5 de noviembre de 1993) su pasión por lo que estudió, por lo que hace y por lo que defiende. Quirós Hernández, máster Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Granada (UGR), ha obtenido el primer premio de la II Edición del Concurso Nacional de Proyectos Fin de Máster convocado por la Fundación Caminos.

Es un joven brillante que no pasó por la Escuela de Caminos, Canales y Puertos del campus de Fuentenueva como uno más. Fue el mejor de su promoción (2011-2015) y participó como delegado en la carrera y en el posgrado para conseguir mejoras para sus compañeros y para los que llegaran después.

El primer premio de la Fundación Caminos está dotado con 2.500 euros. Del esfuerzo en trabajo y en dinero sabe bien este joven de Güéjar Sierra, procedente de una familia humilde dedicada al campo y la obra. «Me han inculcado los valores del trabajo de forma incansable», argumenta. Es el primer universitario en su familia. «Han tenido que hacer un gran esfuerzo económico porque ellos no tenían formación universitaria ni recursos extras cuando nos pedían algo en la carrera, pero ahora están muy orgullosos», dijo en relación a sus progenitores.

Su hermana (María, 14 años) está en Secundaria, y tiene un hermano (Miguel, 23 años), que es sargento en el Ejército de Tierra. Desde pequeño, Quirós quiso estudiar Caminos y poder desarrollar también su vocación al servicio de los demás con obras públicas.

Cuando este joven granadino se matriculó no estaban de moda estos estudios ni tampoco eran buenos tiempos en el mercado laboral. No obstante, es claro: «No sólo se puede escoger una carrera en función del mercado laboral, también hay que hacerlo en función de lo que te ilusione y guste». En los cuatro años en que cursó el grado y en los tres del doble máster se cumplieron las expectativas que tenía en cuanto a la formación y lo que iría aprendiendo y logrando.

No es una titulación fácil. Ha tenido que estudiar mucho pero está muy contento. Recuerda que cuando empezó en primero eran un número de alumnos muy superior a los que terminaron. Raúl Quirós ha sido delegado de su clase de grado dos años y en el doble máster otros tres años. Ha estado en tres comisiones académicas y siempre se ha implicado. «La carrera tiene complicaciones y me gustaba poder aportar, con esa implicación, que se avanzara y hubiera mejoras para mis compañeros y para los que vinieran después», expresa.

La Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos de la UGR reconoció ayer en una nota de prensa la «magnífica trayectoria académica de Raúl, que ha culminado con este premio». Accedió a los estudios de grado en Ingeniería Civil con una calificación de 13,5 en el curso 2011-2012, que finalizó, con la mención en Construcciones Civiles, en el curso 2014-2015 primero de su promoción con una calificación media de 8,85 y por la que recibió el Premio Extraordinario de la citada titulación en la Universidad granadina.

Doble máster

En el curso 2015-2016 inició sus estudios en el doble máster de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos más Económicas, que finalizó con una calificación media de 9,25, por la que recibió el Premio al Colegiado con Mejor Expediente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Además de su «brillante» carrera académica, a lo largo de los años que ha pasado en la Universidad, se ha caracterizado por su «compromiso con la institución», trabajando activamente con el equipo de dirección de la Escuela.

Quirós Hernández desarrolló el proyecto de la presa de Bembézar II, en el río Bembézar (Córdoba) de la Cuenca del Guadalquivir bajo la tutela del profesor titular de universidad Fernando Delgado Ramos, del área de Ingeniería Hidráulica. «Elegí un proyecto en una zona fuera de Granada porque era un proyecto rentable y útil», relata. Además, cuenta que una presa es una de las obras más completas y que más acciones y trabajo requiere. El trabajo fin de grado lo centró en una nueva carretera entre Güéjar Sierra y Quéntar.

Al terminar el doble máster, Quirós Hernández recibió diferentes ofertas laborales de empresas a nivel nacional y también alguna internacional, una concretamente de Colombia. Sin embargo, este joven granadino se decantó por preparar la oposición al cuerpo de ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. En este trabajo va a poder combinar su interés por la Ingeniería de Caminos y su vocación de servicio público. «Me gusta el trabajo de servicio público», destaca, mientras bromea con no haberse equivocado al descartar esas ofertas de trabajo. De momento, a este joven de Güéjar Sierra le ha ido muy bien.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos