Los físicos mejor valorados

Integrantes del grupo de Física de Partículas de la Universidad de Granada./IDEAL
Integrantes del grupo de Física de Partículas de la Universidad de Granada. / IDEAL

El grupo de Física de Partículas de la UGR, único de Andalucía, recibe 880.000 euros para conseguir el sello María Maeztu

ANDREA G. PARRAGRANADA

Ha sido el grupo mejor valorado -junto a la estación de Doñana- en la convocatoria de ayudas para el Fortalecimiento de Unidades de Investigación de la Junta de Andalucía. Recibirán 880.000 euros para avanzar en su investigación y para aspirar a conseguir el sello María Maeztu, una distinción de máxima calidad y que favorecería alcanzar mayor financiación. El grupo de Física de Partículas de la Universidad de Granada (UGR), el único que hay en la comunidad autónoma andaluza de estas características, destinará el presupuesto conseguido a la compra de material para sus investigaciones sobre rayos cósmicos, neutrinos y nueva física.

Fotosensores, electrónica avanzada y una potente red de ordenadores será el material que adquirirá el grupo de investigación, cuyo investigador principal es el catedrático de Física Teórica Antonio Bueno. Este instrumental les permitirá seguir indagando en las propiedades aún desconocidas de los rayos cósmicos de ultra alta energía y de los neutrinos, así como avanzar en el desarrollo de modelos teóricos que se confrontan a los datos recogidos por los experimentos que se realizan en los mejores laboratorios del mundo: CERN y Fermilab, entre otros.

«En el laboratorio construiremos prototipos y después, cuando se verifique la validez de sus diseños, se podrá empezar la producción en masa de detectores a través de empresas especializadas», relata Bueno. Los datos provendrán de experimentos localizados en Argentina, CERN y Fermilab. En Granada se llevarán a cabo los análisis de dichos datos. Este grupo de la universidad granadina centra su interés investigador en la física fundamental, tanto a nivel teórico como experimental. Es decir, intentan desentrañar cuáles son las leyes últimas que regulan el comportamiento de la naturaleza a escalas microscópicas.

El grupo de Altas Energías inició su andadura en 1990. Francisco del Águila, catedrático de Física Teórica y fundador del grupo, llegó a Granada desde la Universidad Autónoma de Barcelona. En el año 2000 se inician los trámites para la creación del Centro Andaluz de Física de Partículas Elementales (CAFPE). En 2002, con la llegada de Antonio Bueno, dieron comienzo las actividades de Física Experimental que complementaban a las ya existentes sobre Física Teórica. En 2016, la UGR nombra a al grupo de 'Física Teórica' como Unidad de Excelencia, siendo su actual director José Santiago. En la actualidad la unidad está integrada por 15 profesores permanentes, cuatro doctores junior, seis estudiantes de doctorado, un técnico y tres jóvenes contratados con el programa de la Junta. «Con la unidad de excelencia hemos ganado visibilidad y poder trabajar ahora para obtener la distinción María Maeztu», destaca José Santiago. En los últimos cinco años la unidad ha publicado 721 trabajos de investigación que han recibido más de 19.000 citas. Sus temas de investigación son punteros en la física actual. Estudian las propiedades de los neutrinos que hoy en día son la más sólida prueba experimental de la existencia de nueva física que no contempla el modelo estándar de la Física de Partículas. Estudian también los rayos cósmicos de ultra alta energía, pues a pesar de haber sido descubiertos hace más de cincuenta años, aún no se sabe de qué están constituidos, dónde se producen y qué mecanismos los aceleran a energías que son las más altas jamás detectadas por el ser humano. Asimismo se dedican al desarrollo de nuevos marcos teóricos que extienden el conocimiento actual del campo y sus implicaciones en experimentos actuales y futuros de la Física de Partículas, Astropartículas y Cosmología.

Finalidad

«La finalidad de la ciencia básica que realizamos es un aumento del conocimiento», destaca Francisco del Águila. No obstante la física y el desarrollo de su investigación es clave para el avance en infinidad de cuestiones que influyen en el día a día de la sociedad. Por ejemplo, todo el lenguaje de Internet (hipertextos) se creó en el CERN en la década de los noventa; aceleradores que se desarrollaron para estudiar la Física de Partículas encuentran hoy en día su aplicación práctica en la lucha contra el cáncer.

La universidad granadina recibirá cuatro millones de euros de la Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad de la Junta de Andalucía, procedentes de las ayudas para el fortalecimiento de institutos universitarios de investigación de las universidades andaluzas, centros e infraestructuras para la adquisición del sello Severo Ochoa o María Maeztu. El grupo de Física de Partículas es el que ha conseguido una mayor financiación.