Unas fiestas entre libros y apuntes

Aspecto que presentaba el pasado jueves la sala de estudio de la Facultad de Medicina del PTS. /RAMÓN L. PÉREZ
Aspecto que presentaba el pasado jueves la sala de estudio de la Facultad de Medicina del PTS. / RAMÓN L. PÉREZ

Los estudiantes de la UGR comienzan los exámenes del primer semestre el jueves de la próxima semana

ANDREA G. PARRAGRANADA

La Navidad para los estudiantes de la Universidad de Granada (UGR) ha sido época de polvorones, libros y apuntes. Nada más volver de las vacaciones, tendrán los exámenes del primer semestre. El día diez comienzan a examinarse.

Es el segundo año académico con el calendario nuevo, que eliminó las pruebas de septiembre y se concentran en enero-febrero y junio-julio. Las dos modalidades, la de calendario abierto con las pruebas de recuperación de los dos semestres en junio-julio; y la del almanaque cerrado, con las recuperaciones de cada semestre seguido de la convocatoria ordinaria. Este curso se debate sobre si se mantienen las dos modalidades o se unifican.

En las salas de estudio o en casa, los apuntes han sido los acompañantes de los universitarios que quieren tener éxito este semestre. Quienes no hayan hincado los codos estas fiestas, lo tendrán muy complicado. Los universitarios se enfrentan a dos semanas, como mínimo, de exámenes. Para algunos será casi un mes. En el calendario de semestres abiertos las clases comienzan el día 28 de enero. En el cerrado, será el 14 de febrero.

Nada se parece el nuevo calendario al de hace tres cursos. Ya no hay tiempo después de las vacaciones navideñas para preparar todos los exámenes. Hay que repasar y haber sido organizado porque de lo contrario las actas vendrán cargadas de suspensos. Desde la unidad de orientación de la UGR se aporta, como en otras ocasiones, un listado de pautas para enfrentar las evaluaciones. Si se aplican con tiempo, más fácil será hacer frente a los exámenes. Son consejos con aspectos tanto académicos como fisiológicos y psicológicos. Para poder estudiar y aprender, indican que es necesario regular el patrón de sueño. «Si no se descansa bien no se puede memorizar adecuadamente. Acuéstate y levántate todos los días a la misma hora y no eches siesta de más de treinta minutos. Si tienes problemas para dormirte (lo cual dará problemas para levantarte a la hora deseada) trata de levantarte más temprano independiente de la hora en la que te quedaras dormido. Es preferible que no estudies un día o dos porque tengas sueño, en ese tiempo se va a regular tu patrón de sueño y podrás estudiar el resto de los días con normalidad», describen.

Alimentación

La alimentación es muy importante. «No es necesario recurrir a productos milagro, nuestra dieta mediterránea tiene todo lo que necesita nuestro organismo. Se recomienda aumentar el consumo de los siguientes alimentos: frutos secos, plátanos, sardinas, boquerones... y por supuesto mucha agua», recomiendan al estudiantado. Al sueño y la alimentación hay que sumar el ejercicio físico, aunque sea solo caminar o correr.

No hay que olvidarse de las técnicas de estudio. Lo recomendable es emplear las más eficaces: «Haz una lectura rápida, seguido una lectura más comprensiva, subraya, haz anotaciones (escribir en el margen de la hoja las ideas principales o palabras claves del texto leído), haz un esquema, resumen o mapa conceptual, o una mezcla entre esquema y resumen. Ahora no es periodo para hacer pruebas, si no dominas lo anteriormente mencionado, sigue tu propia manera de estudiar ahora, ya tienes un objetivo a trabajar cuando acabe este periodo de exámenes», añaden.

Desde la institución universitaria se recuerda que la clave para memorizar la información estudiada es el grado de repaso que cada estudiante da a la materia. «Debes de repasar lo estudiado todos los días; puedes dedicar a ello una hora más o menos al día», puntualizan.

A la hora de organizar lo que se va a estudiar se recomienda aplicar el Principio de Premack, que consiste en estudiar en primer lugar la materia que más trabajo cuesta o más desagrada y en segundo lugar la que resulta más fácil o menos desagrada. Lo anterior también se aplica a cómo intercalar ocio y trabajo (estudio), es decir, en primer lugar hacer el estudio y después el ocio, nunca al revés.

Para los días de exámenes se puede ir practicando ya respiración abdominal para si el día del examen hay más nervios de la cuenta y se puede llegar al bloqueo. Los ejercicios de respiración ayudarán a desbloquearse, según los especialistas.

Gran parte de los estudiantes que año tras año consiguen los mejores expedientes académicos reconocen que durante la carrera han seguido unas técnicas de estudio que les han ayudado a conseguir el mayor de los éxitos posibles. Cada universitario realizará ahora una media de cinco exámenes (algunos más). Más de nueve mil estudiantes se enfrentan a su primera evaluación. En términos globales -con los de primero y el resto de cursos- más de 46.000 alumnos de grado se examinarán en los próximos días.