936 estudiantes de la UGR no aprobaron ni una asignatura en el primer semestre

Presentación del programa contra el abandono escolar/A. G. P.
Presentación del programa contra el abandono escolar / A. G. P.

La Universidad de Granada crea un programa para atajar el riesgo de abandono de la carrera

ANDREA G. PARRAGranada

En el primer semestre del curso 2018-2019 un total de 936 estudiantes de la Universidad de Granada (UGR) no han aprobado ni seis créditos. Esto se traduce en que no han superado ni una sola asignatura de las que se han presentado, que suelen ser seis en primero en el primer semestre y otras seis en el segundo semestre. Las normas de permanencia de la institución universitaria granadina establecen que en primero hay que aprobar como mínimo seis créditos para no ser expulsado.

Estos estudiantes tienen una nueva oportunidad en el segundo semestre, por lo que esa cifra de 936 se reducirá. A partir de ahora estos universitarios contarán con el programa de atención a estudiantes en riesgo de abandono (AERA), que han presentado este martes Pilar Aranda, rectora; José Antonio Naranjo, vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad; y Juan Luis Benítez, director de la Unidad de Orientación Académica y Acceso a la Universidad.

Hace tres años la cifra, siempre teniendo como referente el primer semestre, era de 1.229 estudiantes y el curso pasado fueron 834. En el 2017-2018, el número de estudiantes que había superado sólo seis créditos al finalizar el curso académico ascendió finalmente a 299. Se redujo bastante la cifra. El análisis por ramas de conocimiento evidenció, según los datos facilitados por la UGR, que en Ciencias Sociales y Jurídicas se registraba el mayor porcentaje de estudiantes sin ningún aprobado (32,71%). Ingeniería y Arquitectura tenía una tasa del 21,85%. El área de Ciencias, al igual que la de Artes y Humanidades, presentaron una tasa del 16,98%; Ciencias de la Salud es la que presenta la tasa más baja con un 11,47%. Estos porcentajes son mayores en Ciencias Sociales porque es donde más estudiantes hay. La media es de un 10% del total de estudiantes y por ramas al hacer las comparativas con alumnos. En primero hay matriculados más de 10.000 alumnos.

El profesor Juan Luis Benítez concretó que de los 936 estudiantes que hay en este primer semestre que no cumplen las normas de permanencia serán «pocos» los que pidan ayuda para saber si siguen en la misma carrera, se cambian a otra o saber qué otras opciones tienen.

La Universidad granadina ayudará a los estudiantes de primero en riesgo con servicios como el Gabinete Psicopedagógico y la clínica de Psicología

El programa de atención a estudiantes en riesgo de abandono, que es pionero en el panorama nacional, tiene el objetivo de dar apoyo a estudiantes de primer año con bajo rendimiento, para evitar que abandonen sus estudios universitarios. El proyecto está diseñado por la Unidad de Orientación Académica y de Acceso a la Universidad del vicerrectorado de Estudiantes y Empleabilidad, y cuenta con la colaboración en su desarrollo de la Oficina de Datos, Información y Prospectiva, el Gabinete Psicopedagógico, la clínica de Psicología de la Universidad granadina, el Servicio de Alumnos, y los centros universitarios. El estudiante que se interese por este programa contará con una atención individualizada si así lo desea y podrá acceder a diferentes servicios de la institución universitaria, entre ellos a los talleres y cursos del gabinete psicopedagógico; o a ser atendido en la clínica de psicología.

Además, el próximo curso tienen previsto poner en marcha la figura del estudiante mentor, que serán alumnos matriculados en el mismo grado que el estudiante en riesgo de abandono y que realizará funciones de apoyo académico. El programa tiene diseñado un organigrama en el que el coordinador de los títulos, el profesor tutor y el estudiante mentor serán piezas claves.

El programa está dirigido a estudiantes de primer curso de Universidad que tienen superados solo seis créditos o menos al finalizar el primer curso académico. La identificación de este alumnado se realizará a través de la Oficina de Datos, Información y Prospectiva.

Las normas de permanencia en la UGR establecen que en primero se deben aprobar al menos seis créditos y en segundo haber superado 18 créditos para no ser expulsado

La rectora de la UGR, Pilar Aranda, habló de rentabilidad pública y de rendir cuentas desde la institución a la sociedad, y para ello fijó el rendimiento académico como primer compromiso. Asimismo, destacó las acciones que se han llevado a cabo para mejor las tasas de aprobados, entre ellas fijó el cambio de calendario académico, que terminó con los exámenes en septiembre y estableció semestres abiertos y cerrados. En segundo lugar, situó la formación del profesorado y del personal de administración y servicios. Además, disertó sobre la necesidad de reducir el número de estudiantes por grupo. «Esa es otra medida en la que trabajaremos», avanzó.