Las cuentas de la UGR crecen hasta los 424 millones, un 4,68% más

Inicio del curso en las facultades del PTS. /A. AGUILAR
Inicio del curso en las facultades del PTS. / A. AGUILAR

La Junta es la principal fuente de financiación de la Universidad granadina | La institución anuncia que tratará de racionalizar el gasto con políticas de contratación centralizada de servicios

ANDREA G. PARRAGRANADA

La Universidad de Granada (UGR) presentó ayer sus cuentas para 2019 en el Consejo de Gobierno, que las aprobó por asentimiento. Hoy lo hará en el Consejo Social de la institución universitaria para elevarlo después a la Junta de Andalucía. El total del presupuesto de gastos asciende a 424.255.153 euros, lo que supone un incremento del 4,68% respecto al montante inicial del ejercicio económico de 2018, que fue de 405.297.581 euros.

El gasto en personal (capítulo uno) pasa de 279 millones de euros el año pasado a 298 millones de euros en 2019. En 2017 fue de 269 millones de euros. El Ayuntamiento dio a conocer ayer unos números que cifran en 276 millones de euros su presupuesto para el próximo año. Sólo en gastos en personal la institución universitaria granadina supera el total del Consistorio capitalino.

Gastos 2017 2018 2019 %
PERSONAL 269
404.548 279.917.912 298.492.474 +6,64
BIENES CORRIENTES Y SERVICIOS 41
337.459 46.901.391 47.334.443 +0,92
FINANCIEROS 400
000 900.000 900.750 +0,08
TRANSFERENCIAS CORRIENTES 15
830.728 11.684.980 17.323.020 +48,25
INVERSIONES REALES 59
695.291 61.779.463 55.737.477 -9,78
TRANSFERENCIAS DE CAPITAL 318
213 149.713 1.989.200 +1.228,68
ACTIVOS FINANCIEROS 650
000 650.000 650.000 0
PASIVOS FINANCIEROS 3
314.122 3.314.122 1.827.787 -44,85
TOTAL 390
950.360 405.297.581 424.255.153 +4,68
277
millones de euros recibe la UGR de las administraciones, que son su fuente básica de ingresos.
56
millones de euros es la estimación del dinero que llegará del cobro de tasas y precios públicos.

La Universidad granadina cuenta con unos seis mil trabajadores. Tiene prevista la implementación de una nueva relación de puestos de trabajo (RPT), que contempla la creación de nuevos puestos de trabajo. El capítulo uno representa el 68,91% del total presupuestario.

El capítulo de inversiones reales está dotado con 55.737.476,76 euros, mientras que en 2018 fueron 61.779.463, lo que implica una disminución del 9,78%. Si hay otra partida que llama la atención es la de gastos en bienes corrientes y servicios. El importe previsto aumenta en un 0,92%, pasando de 46.901.391 euros a 47.334.443. No obstante, que nadie piense que se van a hacer grandes modificaciones. La advertencia es clara: «Este cambio no supone un cambio de estrategia en las actuaciones a realizar en mantenimiento, sino que se deriva, por una parte, de la experiencia de liquidación del ejercicio 2018 donde unas partidas necesarias e importantes son el mantenimiento del PTS, el mantenimiento del Centro de Instrumentación Científica o el mantenimiento del edificio del V Centenario y, por otra, del incremento de la financiación para el mantenimiento del hardware y software informático».

Los edificios docentes del Parque Tecnológico de la Salud suponen una gran inversión sólo para mantenimiento. «Ante las dificultades financieras actuales, y apoyados por la introducción de la nueva ley de contratación pública, seguimos con la necesidad de contar con mecanismos que intenten racionalizar el gasto y con políticas de contratación centralizada de servicios o bienes para alcanzar economías de escala, así como respetar la legislación en materia de contratación administrativa», explicitan en la memoria de presupuestaria.

En cuanto a transferencias corrientes, aumentan el 48,25%, subiendo de 11.684.980 euros a 17.323.020,39 euros. Este incremento se produce, según detallan desde la UGR «por la previsión de un aumento de la financiación externa destinada a becas de movilidad, que permitirá repercutirla en forma de transferencias corrientes a las familias e instituciones sin fines de lucro. Además, la Universidad granadina, un año más, sigue apoyando el incremento de los recursos propios destinados al plan de becas y ayudas al estudio y la conservación de la acción social dirigida a los estudiantes».

Incertidumbre política

El documento, firmado por el gerente de la UGR, la profesora María del Mar Holgado, recoge que «a pesar de la incertidumbre política y financiera existentes a nivel regional y nacional y de las restricciones financieras de la Junta de Andalucía, el equipo de gobierno tiene la firme voluntad de continuar con la financiación de promociones internas y nuevas incorporaciones de personal que resulten necesarias, siempre en la medida que permitan tanto la capacidad financiera de esta institución como las restricciones legales impuestas por las normas legales».

La UGR matiza, en el citado informe, que para el ejercicio económico 2019 la «incertidumbre presupuestaria» existente como consecuencia de la inexistencia de presupuestos aprobados por parte de la Junta de Andalucía y del Estado, y de la no consolidación de un nuevo modelo de financiación universitario por parte de la Junta de Andalucía implica que, en términos estimados, «los recursos destinados a la Universidad de Granada continúan siendo limitados».

A la espera de la posible aprobación de un nuevo modelo de financiación para el sistema universitario andaluz, la financiación básica operativa que, pendiente de confirmación definitiva, recibiría la UGR, ascendería a 276.986.070,58 euros. Es la principal fuente de ingreso. Hay otras partidas en otros apartados que se deben sumar al dinero llegado de la Administración.

De tasas, precios públicos y otros ingresos han hecho una proyección al alza, un 5,28%, lo que se traduce en más de 56 millones de euros. Calculan que tendrá más estudiantes y aumentará el dinero que llegue de los contratos concertados y ejecutados a través de la Oficina de Transferencia de la Investigación.

Transferencias corrientes

El capítulo cuatro, transferencias corrientes, aumenta el 8,69%, ya que mientras que 2018 contó con una dotación presupuestaria de 171.512.081 euros, en 2019 su estimación de ingresos arroja el importe de 186.416.557 euros. Se debe, según recoge el documento del presupuesto, al incremento en la estimación de las transferencias corrientes a recibir de la Administración General del Estado.

Por otra parte, se sustenta en el aumento de financiación que esperan obtener a través del modelo de financiación universitaria. Y, finalmente, por la subida en la estimación de la financiación procedente de programas europeos. El apartado de ingresos patrimoniales aumenta en un 10,20%, como consecuencia de la subida en la estimación, de las rentas por alquileres de los inmuebles de la UGR (aumento del 20,64%) y del producto del rédito de intereses de los depósitos en cuentas bancarias de la Universidad (aumento del 4,04%).

El presupuesto para 2019, que es un galimatías de números y valoraciones, se deberá aprobar hoy por el Consejo Social de la Universidad granadina y después se elevará a la Junta de Andalucía. Además, incluye el catálogo de precios públicos para el próximo año.

La UGR ha reflejado, un año más, medidas para paliar los efectos de la crisis económica sobre los miembros de la comunidad universitaria. Entre ellas, mantienen las plazas bonificadas de alojamiento en residencias universitarias y colegios mayores y el programa préstamo matrícula para el estudiantado.