La UGR clausura con éxito su novena edición de los Campus Científicos de Verano

La UGR clausura con éxito su novena edición de los Campus Científicos de Verano

Los alumnos y profesores destacan de los Campus Científicos de Verano la formación recibida, la motivación y el buen ambiente personal y de trabajo

R. I. GRANADA

Ciencia, aprendizaje, amistad y diversión. Estos cuatro conceptos son los más destacados por los 120 alumnos que han participado en los Campus Científicos de Verano de la UGR a lo largo del mes de julio, clausurados el pasado viernes en el Salón de actos del Complejo Administrativo Triunfo.

En la que ha sido su novena edición, esta iniciativa de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y el Ministerio de Educación y Formación Profesional y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades ha concluido con un éxito absoluto, aportando a los jóvenes participantes mucho más que formación y conocimientos.

Durante las cuatro semanas que ha durado el proyecto, los alumnos de 1º de Bachillerato y 4º de ESO, distribuidos en cuatro turnos, han tenido la oportunidad de conocer de cerca la labor de los investigadores de la Universidad de Granada, acercándose a las Facultades de Ciencias y Farmacia y aprendiendo con sus profesores de primera mano cómo se trabaja en los laboratorios de investigación. Paralelamente, han podido disfrutar de actividades complementarias como visitas al Parque de las Ciencias, a la exposición «La Universidad Investiga: el cáncer», al parque acuático Aquola o a la Alhambra.

Los profesores de la UGR, que organizan estas actividades de forma completamente voluntaria, destacan tras esta experiencia el gran potencial de los adolescentes que han asistido a sus Facultades: «Son alumnos excelentes con gran motivación, inquietudes, actitud y aptitud que hacen muy fácil, sencilla y agradable nuestra participación… Su implicación es total y sus ganas por aprender y conocer son inmejorables». Así destaca Ana García del Moral, decana de la Facultad de Farmacia, la calidad de los alumnos, «que acuden con expedientes impecables y una curiosidad insaciable».

Talleres sobre parasitología, extracciones con disolventes, manejo de estructuras microbianas o secuencias de programación son sólo algunos de los ejemplos de todo lo que aprenden en las clases.

Junto a los participantes, profesores de Educación Secundaria los acompañan en las actividades y colaboran con los profesores de la UGR. Su impresión de estos alumnos es inmejorable: «el afán por aprender de los alumnos participantes es increíble, muy por encima de lo que estamos acostumbrados a ver en los institutos. Estos alumnos pueden llegar donde quieran y es un placer poder trabajar con ellos y con todos los profesores de la Universidad de Granada que voluntariamente realizan este trabajo en el mes de julio». Además, destacan la faceta personal y el buen ambiente que se crea con los alumnos.

La diversión y la amistad que se crea entre los alumnos terminan de redondear la experiencia de los Campus de Verano, algo en lo que coinciden todos los participantes. En menos de una semana, nos llevamos no sólo nuevos conocimientos sino además, excelentes recuerdos, compañeros y amigos que se mantendrán en el tiempo.

Los Campus Científicos de Verano de la UGR se han clausurado con la aprobación y la satisfacción de todos los implicados: profesores de la UGR e instituto, monitores, alumnos y organizadores, dejando claro que la apuesta por el futuro de la Ciencia empieza por la motivación de los más jóvenes.

Fotos

Vídeos