La UGR y Ciemat crean una unidad para captar fondos para el acelerador

Momento del encuentro celebrado ayer en la Facultad de Caminos. /RAMÓN L. PÉREZ
Momento del encuentro celebrado ayer en la Facultad de Caminos. / RAMÓN L. PÉREZ

Sumarán esfuerzos en las convocatorias autonómica, nacional e internacional y se contratará personal para el edificio de Gran Vía

ANDREA G. PARRAGRANADA

«Por ahora vamos muy bien». La reflexión la hizo este miércoles el director del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), Carlos Alejaldre, en referencia al Ifmif-Dones, que ya está beneficiando a Granada. El reputado científico participó en el encuentro 'Diálogos con la Sociedad: Energía, fusión y el proyecto Ifmif-Dones en Granada' junto a Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada (UGR); y el presidente del Consejo Social de la institución universitaria granadina, Gregoria Jiménez.

Antes del encuentro, Alejaldre y Aranda rubricaron un convenio de colaboración para impulsar la labor científica tanto en España como a nivel internacional en materia de fusión nuclear y otras disciplinas relacionadas. El acuerdo actualiza y amplía el original, que data de 1993. Supone, además, un paso muy importante en el desarrollo del Ifmid-Dones porque se constituirá una unidad mixta Ciemat y UGR, que trabajará para captar fondos y desarrollar los primeros objetivos en la implementación del proyecto Ifmif-Dones en Granada. La unidad tendrá su sede en el Centro de Transferencia Tecnológica Florentino García Santos, en Gran Vía. Es el paso previo a la creación del consorcio, que integrará el Gobierno central y la Junta de Andalucía.

Según avanzaron el vicerrector de Investigación de la UGR, Enrique Herrera, y Ángel Ibarra, de Ciemat, en el plazo de un año se convocarán unos doce puestos para personal de esta unidad. En ella se integrarán todos los grupos de investigación que concurrirán a diferentes convocatorias andaluzas, nacionales e internacionales. Poco a poco se irán incorporando a los grupos de Física, otros de Química, Ciencias de la Tierra, Ciencias Económicas, Jurídicas, entre otros. Desarrollarán diferentes estudios, entre ellos, uno sobre el impacto socioeconómico en Granada, Andalucía y España del acelerador.

Ifmif-Dones baraja, según los responsables un presupuesto de construcción de entre 400 y 600 millones de euros, y es una instalación de investigación y desarrollo de materiales, necesaria para la construcción de los futuros reactores de fusión y complementaria al proyecto Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER, por sus siglas en inglés), uno de los proyectos más ambiciosos del mundo, que se está construyendo en Cadarache (Francia). El objetivo último del proyecto es demostrar la viabilidad científica y tecnológica de la energía de fusión como alternativa para paliar la dependencia energética mundial.

De todo ello habló Alejaldre ante un salón de actos de la Escuela de Caminos, Canales y Puertos abarrotado. Bromeó con que cuando Francia consiguió el ITER la ministra era una astronauta. Pedro Luque asumió y defendió el proyecto desde que llegó al cargo de ministro.

Alejaldre hizo un exhaustivo repaso del consumo de energía en el mundo, las previsiones y la realidad del combustible fósil, que no se ha disminuido, como se podría pensar, se ha aumentado. Mostró algunas imágenes del impacto ambiental en glaciares. Del Ifmif-Dones dijo que es «como una maratón, de la que ya hemos pasado la mitad, pero en los últimos cinco kilómetros se pueden encontrar barreras y hay que llegar a la meta».

A todo ello se suman las fortalezas de la universidad granadina, destacada en rankings internacionales. «Me estoy volviendo un experto en defender Granada, aunque sea de Zaragoza», subrayó Alejaldre. Recordó que cuando se habló hace años del acelerador en Granada le dijeron que se olvidara porque eso iría a Polonia. Cuando se cayó este país le comentaron que sería para Croacia y ahora Granada es el firme candidato con el apoyo del país balcánico. Sobre el papel que adoptará Japón, avanzó que están hablando a nivel de técnicos, y que hasta 2025 al menos no habrá una decisión firme. Se mostró esperanzado en que pueda haber apoyo porque el que haya un Dones en España no es incompatible ni excluyente.

Fase preliminar

Para la preparación del proyecto (fase preliminar) calculan que contarán, de momento, dos millones de euros (están preparando la documentación) para los próximos dos años. Por otra parte, otro de los próximos «hitos» en esta carrera será la aprobación, esperan que en 2020, del presupuesto de la Unión Europea que contempla una partida de cien millones de euros para el Ifmif-Dones.

La rectora, Alejaldre y Gregorio Jiménez defendieron el valor de este proyecto, que siempre ha sido calificado como de Estado, para el cambio del modelo productivo y el impacto que puede, para algunos ya lo está teniendo, en Granada y todo el territorio nacional. «Granada ya está en el mapa de las grandes instalaciones científicas de Europa», defendió Pilar Aranda. En la jornada de ayer aprovecharon, además, para pedir mayor financiación para investigación en todas las áreas de conocimiento. Alejaldre dijo que le decepciona no haber escuchado lo suficiente hablar en España de un pacto por la ciencia.

Sobre el Ifmif-Dones, el director del Ciemat, ante la pregunta sobre el impacto en Granada, añadió que una de las siguientes 'consecuencias' será la celebración de la segunda edición del Big Science Business Forum BSBF 2020. En los próximos cinco años se estima que las compañías europeas podrán acceder a contratos por un valor estimado que podrá superar los 12.000 millones de euros. La primera edición del BSBF se celebró en Copenhague en 2018. La próxima supone un respaldo a la candidatura europea para albergar en Granada la futura Instalación Internacional para la Irradiación de Materiales de Fusión.

 

Fotos

Vídeos