La candidatura del acelerador de partículas trabaja para realizar una visita a Japón a final de año

La candidatura del acelerador de partículas trabaja para realizar una visita a Japón a final de año
CLARA CEREZO

El embajador del país nipón participa junto a Josep Piqué en Diálogos con la sociedad de la UGR, donde destacan la importancia de las tecnologías para el desarrollo

ANDREA G. PARRAGranada

«Creo que estamos en sintonía». La frase la pronunció este jueves la rectora de la Universidad de Granada (UGR), Pilar Aranda, en presencia del embajador de Japón en España, Masashi Mizukami, y el exministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Piqué, que fueron los protagonistas de Diálogos con la sociedad, que organiza el Consejo Social de la institución universitaria granadina. La sintonía que subrayó Aranda se refería al acelerador de partículas Ifmif-Dones, un proyecto que Granada quiere que venga a Escúzar.

El embajador de Japón en España habló de la importancia de invertir en investigación y la disponibilidad de su país, en general, a apostar por investigaciones de diferentes rincones del mundo. Habló de la tecnología avanzada de Granada. Utilizando como símil la venta y la compra, incidió en la necesidad de que el vendedor haga más esfuerzos para que el comprador compre esos productos.

El embajador de Japón y Piqué han subrayado el trabajo y la posición de la Universidad en inteligencia artificial

La Universidad granadina, de la mano del Consejo Social, aprovechó este tercer encuentro de Diálogos con la sociedad para 'vender' el acelerador de partículas al embajador y las empresas niponas. Estuvo, entre el público el director General del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), Carlos Alejaldre, que también es director de la candidatura del Ifmif-Dones. Sobre el papel que adoptará Japón indicó, entonces, que estaban hablando, a nivel de técnicos, que hasta 2025 al menos, no habrá una decisión firme. Se mostró esperanzado en que pueda haber apoyo porque el que haya un Dones en España no tiene que ser incompatible ni excluyente.

En esa tarea de que el proyecto venga a la provincia están todos los agentes políticos, económicos y sociales. El Ifmif-Dones es un proyecto internacional que tiene como objetivo la construcción de una fuente de neutrones para probar y mejorar los materiales que se utilizarán en los futuros reactores de fusión nuclear. La instalación es complementaria al proyecto del reactor termonuclear experimental internacional que se está construyendo en el sur de Francia para la obtención de una nueva fuente de energía basada en la fusión nuclear y con un fin comercial. En esta iniciativa participan la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Rusia, China, Corea del Sur e India. Hasta el momento, la candidatura de Granada ha obtenido el respaldo de la Unión Europea y para llegar a la meta se trabaja para ganarse el favor del resto de actores internacionales implicados.

Precisamente, una de las ideas que se ha trabajado en los últimos meses ha sido establecer contacto con Japón, que 'compite' con la ciudad granadina para albergar el proyecto de investigación, para llegar a un marco de colaboración y que apoye la localización del acelerador en Granada.

La rectora de la UGR destaca que «estamos en sintonía» con Japón para el acelerador de partículas

El crucero del Hospital Real congregó a más de 250 universitarios y representantes de los ámbitos sociales, económicos y políticos de Granada. El presidente del Consejo Social de la UGR, Gregorio Jiménez, destacó que con Diálogos con la sociedad lo que pretenden es «poner en valor las grandes capacidades de la Universidad granadina». Jiménez comentó después a este periódico que se está trabajando, desde la candidatura de Ifmif-Dones, para que en el último trimestre de este año 2019 Carlos Alejaldre y diferentes autoridades viajen a Japón.

Le hablaron al embajador de Japón y a José Piqué, que preside el Foro y la Fundación España-Japón, sobre las fortalezas de la UGR en Inteligencia Artificial; la formación en lenguas que ofrecen y que fomenta la interculturalidad; la importancia del campus tecnológico de ciencias de la salud en el desarrollo de compuestos farmacológicos, por ejemplo; y les explicaron el papel de la UGR en creación artística y defensa del patrimonio. Les regalaron a Mizukami y a Piqué una réplica del Codex granatensis, la joya de la biblioteca universitaria.

El embajador y Piqué repasaron el Japón que se construyó después de la Segunda Guerra Mundial. Un país que apostó por el conocimiento y la tecnología para desarrollarse. Ahora se enfrenta a nuevos retos porque como indicó Piqué «el mundo está cambiando como nunca». Reseñó que debido a la globalización y la llamada revolución tecnológica. «La Universidad de Granada tiene una fortaleza extraordinaria en Inteligencia Artificial», destacó al mismo tiempo que habló del internet de las cosas o el 5G. «En todos estos terrenos Japón tiene mucho que enseñar», apostilló Piqué.

Piqué aplaudió la iniciativa de la UGR con estos encuentros «para acercar el mundo académico a la sociedad en su conjunto». Especificó que la sociedad necesita a la Universidad. En cuanto a Japón sostuvo que entre las principales razones por las que este país ha conseguido un gran desarrollo son «su capital humano, con su cultura del esfuerzo, y su firme apuesta por el desarrollo tecnológico».

La universidad granadina trabaja ya, a través de diferentes grupos de investigación, y acuerdos bilaterales con universidades japonesas.