Más de 58.000 personas elegirán en mayo al rector de la Universidad

Una de las mesas electorales instaladas en el Rectorado en los comicios de 2015./ALFERDO AGUILAR
Una de las mesas electorales instaladas en el Rectorado en los comicios de 2015. / ALFERDO AGUILAR

El censo, con voto ponderado, en la Universidad granadina es superior a la mayoría de pueblos y ciudades de la provincia en unas elecciones municipales

ANDREA G. PARRAGRANADA

La Universidad de Granada (UGR) elegirá, aunque en este caso de momento todo apunta a que reelegirá, a su máxima mandataria en el mes de mayo de 2019. La institución trabaja con todas las opciones para que puedan celebrarse las elecciones en la segunda semana de mayo.

No participarán del superdomingo electoral (como se ha apuntado esta semana por la posibilidad de que los comicios municipales, generales y europeos coincidan en la misma jornada) porque en la institución universitaria la votación es un día entre semana. Los cálculos se están haciendo, además, para que la jornada de votación sea durante el periodo de actividad docente, antes de que terminen las clases y comiencen los exámenes.

La comunidad universitaria que estará llamada a las votaciones será superior a la de la mayoría de la población de ciudades y pueblos de la provincia granadina. Más de 58.000 estudiantes, profesores e investigadores así como personal de administración y servicios podrán participar en las elecciones para elegir al máximo dirigente de la Universidad, que gestiona el devenir de miles de alumnos y de trabajadores. Poblaciones como Guadix, Baza o Loja, que son cabeceras de comarca, tienen menos de la mitad de habitantes que la Universidad granadina estudiantado, docentes y empleados.

La rectora gestiona un presupuesto superior a los cuatrocientos millones de euros anuales. Tiene influencia y proyección tanto local como autonómica, nacional e internacional.

Sufragio universal

La elección a rector es desde hace años por sufragio universal (hace muchos años esa tarea recaía en el claustro). Lo que ocurre es que en este caso el voto es ponderado. No todas las papeletas 'valen o tienen el mismo peso' como ocurre en el resto de comicios (ya sean municipales, las andaluzas...). En la Universidad granadina, el voto del profesorado doctor con vinculación permanente ostenta el 57% del total. «Dentro de este sector se asignará una representación proporcional a su número en el mencionado sector al profesorado funcionario no doctor, garantizándose, en todo caso, al profesorado doctor con vinculación permanente la mayoría legal establecida. La junta electoral de la Universidad, tras la publicación del censo electoral definitivo, determinará el porcentaje exacto de ponderación del voto», según se especifica el artículo 58 del reglamento electoral general de la UGR.

El resto de personal docente e investigador se queda con un 6%. «De ese porcentaje se asegurará una representación específica al profesorado asociado de Ciencias de la Salud. Asimismo, la junta electoral de la Universidad podrá establecer otros subsectores dentro de este sector, con representación específica o proporcional a su número a efectos de ponderación. La junta electoral de la Universidad, tras la publicación del censo electoral definitivo, determinará el porcentaje exacto de ponderación del voto correspondiente a dichos subsectores».

En el caso de los estudiantes sus votos valdrán el 25% del total. Y, del personal de administración y servicios, un 12%. El número de estudiantes de este curso es superior a los 52.700 (grado y másteres); el de personal de administración y servicios supera los 2.300 y el de profesorado e investigadores, más de 3.600.

Para poder ser candidato a rector o rectora hay que ser catedrático en activo que preste servicios en la Universidad granadina, que figure inscrito en el censo electoral y que presente su candidatura conforme a lo dispuesto en el reglamento. Será elegido por los miembros de la comunidad universitaria mediante «elección directa y sufragio universal, libre y secreto, ejercido de manera personal e indelegable». En el supuesto de haberse presentado a la elección una sola candidatura, que es la previsión, aunque puede ocurrir de todo, únicamente se celebrará la primera votación.

Pilar Aranda, que se presentará a la reelección en 2019, se convirtió en la primera rectora de la Universidad granadina, tras siglos de historia, el día 27 de mayo de 2015 con un 67,89% de apoyo frente al 32,1% del profesor Indalecio Sánchez-Montesinos. Se presenten o no más candidatos en 2019 lo cierto es que no hay actividad frenética como en los últimos comicios. A día de hoy, lo que más comentarios suscita en los pasillos y despachos universitarios, y no muchos, giran en torno a los miembros del equipo de gobierno, vicerrectores, que continuarán o se irán.

Los universitarios (estudiantes y trabajadores) de la UGR tienen una cita más con las urnas.

 

Fotos

Vídeos