Más de 3.500 estudiantes piden ayuda a la UGR para poder continuar sus estudios

Más de 3.500 estudiantes piden ayuda a la UGR para poder continuar sus estudios

La Universidad destaca la «buena aceptación» de las becas para transporte tras registrarse un total de 373 peticiones

ANDREA G. PARRAGRANADA

Cada vez más universitarios requieren la ayuda de la Universidad de Granada (UGR) para hacer frente a los gastos que ocasiona la carrera. Para el curso 2018-2019 la institución universitaria granadina ha recibido 3.516 solicitudes para becas del plan propio. En el año 2017-2018 se registraron 3.382 peticiones.

«Existe un incremento en el número de solicitudes con respecto al curso pasado. Disminuyen las peticiones por precios públicos como consecuencia de la aplicación de las bonificaciones de la Junta que cubre este apartado», explica el vicerrector de Estudiantes, José Antonio Naranjo. Asimismo, destaca que «se incrementan de manera notable, al no ser incompatibles este curso con las ayudas de bonificación de la Junta sobre precios públicos, las de comedor y las de alojamiento y de material que casi se duplican».

Se da la circunstancia que han solicitado ayuda de comedor 535 estudiantes cuando el curso 2017-2018 lo hicieron 327; en el caso de material se ha pasado de 244 peticiones el curso pasado a 409 este año académico. En el caso de alojamiento se ha pasado de 582 peticiones a 1.158 este año académico y en precios públicos, el comportamiento ha sido descendente; se ha ido de 2.229 a 1.041 este 2018-2019.

Por primera vez los estudiantes han podido acceder a becas de transporte. Ha habido 373 peticiones, a juicio del vicerrector de Estudiantes de la Universidad granadina ha habido una «buena aceptación».

El importe global del programa de carácter general y el de ayudas sociales de la Universidad granadina está dotado con 1.712.500 euros, lo que supone un 5% más que el año 2017-2018, con una subida en ayudas sociales de 40.000 euros, un 20% más, en este caso en la comparativa con 2017, y un 60% con respecto al de 2016.

El plan propio de becas de carácter general incorporó la posibilidad de que el estudiantado pudiera solicitar las ayudas en régimen de compatibilidad con la bonificación de tasas de la Junta de Andalucía. Han podido acceder a becas de alojamiento, comedor o material aún habiendo sido beneficiarios de la Administración autonómica. En el curso 2017-2018 no se podía. Las becas del plan propio han sufrido diferentes vaivenes en los últimos años. Por eso, la Universidad granadina tuvo que hacer un reajuste en la oferta y en las condiciones.

Ante esta situación, la Universidad granadina autorizó, por primera vez, por ejemplo, en su plan propio que se pudiera demandar ayudas complementarias al alumno becado por el Ministerio de Educación con solo tasas y con necesidades contrastadas, pudiendo acceder a becas de comedor y a una cuantía de 1.000 euros -aún no hay resolución en este caso-. «Una medida que equipara a todo nuestro estudiantado, independientemente del tipo de ayudas que reciban desde otros organismos públicos», detallaron desde la institución universitaria. Este caso se aplica a estudiantes que, por ejemplo, hayan conseguido que el Gobierno central pague su matrícula, pero no habían obtenido un 6,5 de nota media.

 

Fotos

Vídeos