La UGR se sube al podio de la producción científica

La UGR se sube al podio de la producción científica

La granadina es la tercera universidad pública con mayor volumen en esta materia y la primera en ayudas a la formación del profesorado

ANDREA G. PARRAgranada

La Universidad de Granada (UGR) mantiene su posición. Es la tercera universidad pública española con más producción científica, y la primera en ayudas FPU. Son datos del Ranking 2013 de investigación de las universidades públicas españolas, publicado recientemente y elaborado por investigadores de la institución universitaria granadina.

«La evaluación de la producción y productividad investigadora es cada vez más necesaria para las universidades. El disponer de datos fiables y claros es muy útil para mejorar y conocer sus puntos fuertes y débiles. El objetivo de este artículo es actualizar el ranking de investigación de las universidades públicas españolas con los datos del año 2013», subrayan los autores.

La Universidad granadina solo es superada por la de Barcelona y la Complutense de Madrid en producción en general. Está en el tercer puesto, al igual que en el estudio que hacía referencia a 2012. Además, la UGR es la primera del país en ayudas para contratos del Programa Nacional de Formación de Profesorado Universitario (FPU), la quinta que más artículos publica en revistas indexadas en el Journal Citation Reports (JCR) y la tercera con más proyectos de I+D.

En el caso del indicador de productividad, ha pasado del puesto quince al doce en las dos últimas ediciones. La productividad se mide teniendo en cuenta la producción total y el número de docentes pertenecientes al cuerpo de funcionarios.

En total se han analizado artículos publicados en revistas indexadas en JCR, tramos de investigación, proyectos I+D, tesis doctorales, becas FPU, doctorados con mención hacia la excelencia y patentes (tanto registradas como explotadas), con datos del año 2013 (o los más próximos disponibles).

En tramos de investigación, la Universidad granadina figura como cuarta a nivel nacional y en tesis doctorales también ocupa esa misma posición en este último informe. En el caso de los doctorados de excelencia pasa al puesto número siete y en patentes al quinto.

Ránking de Shanghai

Para la elaboración de los rankings de cada indicador y los globales, tanto en producción como en productividad, se asignó a la universidad con la puntuación más elevada el valor de 100. A partir de este valor, se calcula la proporción del resto de universidades, obteniendo una escala que oscila entre 0 (valor mínimo) y 100 (valor máximo). Este procedimiento ha sido utilizado por el famoso ranking de Shanghai, así como en las cinco ediciones anteriores de los rankings en investigación de las universidades públicas españolas publicados por estos investigadores de la UGR.

Hay que destacar también que uno de los puntos fuertes del estudio es que a cada uno de los siete indicadores analizados para obtener los datos globales se le otorgó un peso, obtenido de una muestra representativa de profesores españoles con experiencia investigadora avalada en los criterios analizados, tal y como se detalla en el artículo. Las primeras diez universidades en el ranking global de producción son Barcelona, Complutense de Madrid, Granada, Autónoma de Barcelona, Valencia, Sevilla, Autónoma de Madrid, País Vasco, Politécnica de Cataluña y la Politécnica de Valencia. En el caso de la productividad, las diez universidades destacadas son Pompeu Fabra, Pablo de Olavide, Autónoma de Barcelona, Carlos III, Politécnica de Cataluña, Rovira i Virgili, Barcelona, Autónoma de Madrid, Politécnica de Valencia y Miguel Hernández, informa la UGR en una nota de prensa.

Los autores del ranking Gualberto Buela Casal, Raúl Quevedo Blasco y Alejandro Guillén Riquelme explican que «las primeras universidades en producción y productividad a nivel global, se mantienen más o menos constantes en comparación con las ediciones anteriores, por lo que cabe pensar que los planes estratégicos de las mismas están dando resultados positivos a lo largo del tiempo».

Quevedo Blasco destaca la importancia del ranking y su utilidad y hace referencia a que ya ha alcanzado su sexta edición