Descubren y caracterizan una cuenca cerrada en la cumbre de Sierra Bermeja

Se trata de un área endorreica de 30 hectáreas en la que el agua no tiene salida fluvial hacia el mar

EFEgranada

Un equipo de geógrafos de la Universidad de Granada ha descubierto y caracterizado una depresión cerrada ubicada en la cumbre de Sierra Bermeja (Benahavís, Málaga), en un cordel inaccesible sin veredas ni caminos, un hito por lo inusual de este tipo de hallazgos en un continente tan estudiado como Europa.

Investigadores del departamento de Análisis Geográfico Regional y Geografía Física de la Universidad de Granada, liderados por el profesor José Gómez Zotano, han identificado y cartografiado por primera vez una cuenca cerrada desconocida para la ciencia y ubicada en la cumbre de Sierra Palmitera, una estribación montañosa de la Sierra Bermeja malagueña.

Se trata de un área endorreica de 30 hectáreas en la que el agua no tiene salida fluvial hacia el mar, y se sitúa a más de 1.400 metros de altitud, en el término municipal de Benahavís.

Gómez Zotano ha detallado a Efe que se trata de un hallazgo sin precedentes en la actualidad ya que los descubrimientos de accidentes geográficos en Europa pasaron a la historia por haberse estudiado y cartografiado casi cualquier rincón del continente y ha apuntado que no se había identificado antes porque es una cumbre muy inaccesible y rocosa, sin veredas de acceso, que pasó desapercibida.

El hallazgo resulta además relevante porque nunca se había encontrado una depresión de este tipo en un terreno formado por peridotitas, lo que la convierte en inusual en el contexto europeo.

En el marco de un proyecto financiado por el Gobierno central, se ha desarrollado un trabajo de campo y la interpretación de fotografías aéreas que han permitido hacer un reconocimiento geográfico inicial y el cartografiado de los rasgos físicos de la zona por vez primera.

Además del relieve y el suelo, la investigación ha caracterizado la vegetación y la flora de la cuenca con análisis fitosociológico y el levantamiento de un mapa de vegetación a escala de detalle.

Los resultados demuestran la "extraordinaria geodiversidad y biodiversidad" de Sierra Bermeja, "un motivo más que justifica su declaración como Parque Nacional", ha apuntado Gómez Zotano.

El equipo investigador también ha analizado la acumulación de sedimentos en el fondo de la cuenca en un estudio paleo-ecológico de la vegetación a partir de carbones del suelo, lo que permite obtener información cronológica de las dinámicas de las especies arbóreas, cuya antigüedad se analiza ahora con la prueba del Carbono 14.

La investigación ha destacado que, a pesar de sus reducidas dimensiones, la cuenca presenta una compleja estructura y representa un enclave refugio para especies que actualmente tienen una escasa presencia en Sierra Bermeja como la encina "Quercus rotundifolia".

Actualmente, se investiga la presencia pasada de comunidades de pinsapos "Abies pinsapo", una especie de abeto ausente en la actualidad en la cumbre de la Sierra Palmitera, y el hallazgo de carbón de esta especie protegida permitiría reintroducirla en una cumbre donde no se había contemplado hasta la fecha.