En huelga de hambre porque no puede pagar las tasas de selectividad de su hija

En huelga de hambre porque no puede pagar las tasas de selectividad de su hija

Su hija no ha estudiado ni preparado los exámenes que abren las puertas de la Universidad. "Lo que está preparando es la maleta para irse a Canadá"

ANDREA G. PARRAGRANADA

Llegó el momento de pagar las tasas de selectividad y no había dinero. Un mal momento para la hija de Manuel Puertas y un gran dolor para él. El sueldo de poco más de 600 euros no les permitía a él y a su mujer hacer frente a este gasto superior a los 100 euros. La joven no se presentó a la prueba de acceso a la Universidad (PAU) como lo hicieron este martes miles de estudiantes. No hará los exámenes ni irá a la Universidad ni en Granada ni en ninguna otra universidad española.

La joven o ha estudiado ni preparado los exámenes que abren las puertas de la Universidad. Lo que está preparando es la maleta para irse a Canadá. «Un tío de mi mujer se enteró de la situación tan complicada que tenemos y llamó para que se vaya a Canadá y ellos asumirán el gasto de los estudios y le ayudarán en el trabajo y en todo», relataba este miércoles en la entrada del Rectorado de la Universidad de Granada (UGR), Manuel Puertas. Está muy agradecido y contento porque su hija quiere irse a Ontario, que es como se llama donde irá en Canadá, allí es donde viven sus familiares, pero lamenta que tenga que irse fuera por estas circunstancias.

Manuel Puertas cumplió este miércoles su séptimo día de huelga de hambre. «Estaré hasta que mi cuerpo aguante. Lo de mi hija se ha resuelto, pero no la precariedad y la miseria laboral que me ha llevado a perder mi casa y a ser un trabajador pobre», cuenta emocionado Puertas. Durante la conversación es contante el apoyo que recibe. Varias personas se paran a firmar y en una caja de cartón que tiene le han dejado dinero durante todos estos días.