Un lleno en la otra campaña electoral

Un lleno en la otra campaña electoral

La sala de grados de la Facultad de Ciencias se queda pequeña para acoger una mesa redonda de los dos candidatos a rector sobre la carrera universitaria

ANDREA G. PARRAgranada

Lleno absoluto. Gente sentada en el suelo y algunos de pie en la puerta de la sala y en el pasillo de acceso. La mesa redonda de FETE-UGT, que contaba con la participación de los dos candidatos a rector de la Universidad de Granada (UGR), congregó a un gran número de docentes e investigadores así como a personal de administración y servicios en la sala de grados de la Facultad de Ciencias. El tema de debate era la carrera profesional universitaria y había mucho que decir y sobre lo que debatir.

«La situación que hoy sufrimos es grave. Tenemos muchos problemas», dijo Antonio Oña, secretario general de FETE-UGT de la Universidad granadina. Hablaron Ramón Sans Fonfría, secretario estatal de Universidades FETE-UGT; y María Isabel Bautista Martínez, secretaria de Universidades del sindicato en Andalucía. Después tomaron la palabra Pilar Aranda e Indalecio Sánchez-Montesinos, aspirantes al cargo de rector en las elecciones del próximo mes de mayo.

En el primer momento, los dos responsables sindicales expusieron la necesidad de definir y acordar todo lo que rodea a la carrera universitaria profesional: promoción, acceso, vía laboral y funcionarial, estabilización, acreditación, evaluación, situación tras los recientes anuncios y decretos del Gobierno.

Los candidatos a rector aprovecharon sus intervenciones para poner encima de la mesa sus primeras propuestas y criticar algunas de las actuaciones del Gobierno central. Pilar Aranda lamentó que el Estatuto del Personal Docente e Investigador quedara parado. Sobre el informe de expertos -lo encargó el ejecutivo del PP- valoró como «negativas» las propuestas que se recogen en torno a la carrera profesional. Aranda fue contundente: «Con los decretos lo que nos han hecho ha sido un ERE encubierto».

Apostó por la estabilización y la promoción. La catedrática de la Facultad de Farmacia alertó de que se está perdiendo mucho capital humano con la marcha de investigadores y profesores a otros países. «A la larga se va a empobrecer nuestro sistema», apostilló.

Indalecio Sánchez-Montesinos calificó que lo que hay en la actualidad es «un sinsentido». Fue directo y no dudó en poner encima de la mesa desde su primera intervención sus propuestas como candidato a rector de la Universidad granadina. «Propongo que se constituya la mesa de negociación en la Universidad de Granada. Eso lo haremos en los cien primeros días de mandato», destacó el catedrático.

Asimismo, se comprometió a un diálogo permanente y a una voluntad de acuerdo. «Aquí no sobra nadie», espetó. También se refirió a la «tasa de reducción» y no de reposición porque en estos años lo que ha ocurrido ha sido que se han jubilado profesores y no se han reforzado ni entrado nuevos empleados a los departamentos. Apostó por una renovación y actuación desde la propia Universidad.

Críticas

En su turno de palabra la sindicalista María Isabel Bautista aprovechó antes para dejar un recado: «Tenemos ganas de que cambie el talante negociador y no se parezca al que hemos tenido en este equipo». En referencia al equipo del rector Francisco González Lodeiro.

Fotos

Vídeos