La Universidad de Granada ha perdido en un lustro 219 docentes

En el último año la institución universitaria ha visto reducida su plantilla de profesores e investigadores en 159 personas

ANDREA G. PARRA GRANADA

La Universidad de Granada (UGR) necesita una respuesta para atajar la reducción de personal docente e investigador. Los números reflejan que se está perdiendo personal y este curso los mandatarios universitarios esperan una respuesta a las limitaciones en las contrataciones. Cada vez será más complicado cuadrar las horas de clase y atender a las demandas de todas y cada una de las facultades y escuelas universitarias.

La institución universitaria granadina ha perdido en los últimos cinco cursos 219 miembros del cuerpo docente e investigador. Si en el curso 2009-2010 había 3.761 investigadores y docentes en la UGR en el curso 2013-2014 han sido 3.542. Solo en el último año, en la comparativa entre los cursos 2012-2013 y 2013-2014, se ha pasado de 3.701 a 3.542 integrantes en el área de personal docente e investigador.

Cifras que reflejan que los recursos humanos merman en la institución universitaria a buen paso. Si se toma como referencia el curso 2010-2011 entonces el número total de docentes e investigadores era 3.826. A partir de ese año se rompe la tendencia ascendente y ya no se recupera.

En el último curso, el funcionariado de cuerpos docentes universitarios aglutinaba a 2.137 personas. De ellos 1.408 son profesores titulares de Universidad, catedráticos había 596, catedráticos de escuelas universitarias 34 y 99 titulares de escuelas universitarias. En lo que respecta a personal docente e investigador, la cifra es 1.405. De ellos 361 pertenecen a la categoría de profesorado asociado laboral y 373 a profesorado contratado doctor. Profesores eméritos hay nueve y a ellos se suman otras figuras como las de profesor visitante, profesor colaborador, ayudantes, entre otros.

Solo siete plazas

Con la tasa de reposición (10%) la cifra de plazas ofertadas en los últimos dos años se ha quedado en solo siete u ocho por curso. Todo ello mientras se jubilaban más de ochenta personas. Los mandatarios universitarios esperan que se levante este recorte y se pueda contratar a más personal docente e investigador.

La situación de algunos de los docentes es, además, preocupante. Los profesores ayudantes y profesores contratados doctores interinos a los que se les acaba el contrato son unos de ellos. La UGR cuenta con 94 profesores ayudantes doctores y 38 profesores contratados doctores interinos que han denunciado en varias ocasiones, la última ante la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el día de la apertura del curso, que su situación es «precaria» y que están con la «carrera académica e investigadora bloqueada».

La portavoz de la plataforma de profesores ayudantes doctores y profesores contratados doctores interinos, Aurora Inés del Río, explicó que hasta ayer al mediodía no les había llamado nadie, ni la presidenta ni otros responsables de la Junta de Andalucía. La presidenta se comprometió a hablar con ellos esta semana. «Esperamos que nos llamen», decía esperanzada Del Río. El sábado valoraron bien el gesto de Díaz de pararse a hablar con ellos. Apunta que si esta semana no reciben la llamada ellos intentarán la próxima semana ponerse en contacto. «Nos quedan pocas salidas», admite por lo que esa llamada y diálogo lo esperan y quieren que se produzca.

En el escrito que los representantes de esta plataforma entregaron el sábado a Díaz se solicitan diferentes medidas para la contratación de este personal. Estiman que este año subirá la cifra de personal en esta misma situación.

En lo que se refiere al personal de administración y servicios las cifras son 'mejores'. En el último lustro han aumentado, de 2.134 han pasado a 2.172. Si bien es cierto que el último año ha bajado en 38.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos