Una ayuda para la casa de acogida de la Consolación

El IAM concede una subvención de 10.000 euros a las Hermanas de la Consolación para que continúen con el proyecto 'Mujer y vida'

JÉSSICA SOTOLINARES
Las Hermanas de la Consolación tienen una casa de acogida, dentro de su residencia en Linares. :: ENRIQUE/
Las Hermanas de la Consolación tienen una casa de acogida, dentro de su residencia en Linares. :: ENRIQUE

Una segunda oportunidad para las mujeres que no lo han tenido fácil en la vida. La coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer en Jaén, Beatriz Martín, conoció el proyecto 'Mujer y vida' que promueven las Hermanas de la Consolación de la ciudad con una casa de acogida dentro de su residencia. Además de interesarse por el trabajo que allí se realiza, el motivo de la visita fue la entrega de una subvención de 10.000 euros para la casa de acogida que tiene la congregación, que se enmarca dentro de la órdenes de subvenciones que el IAM concede a asociaciones que llevan a cabo acciones de atención social.

«Me he quedado muy sorprendida ya que están perfectamente estructuradas, organizadas, tienen muchos talleres y sus hijos cuando llegan, los escolarizan. En fin, llevan una vida normal que es lo que se pretende cuando han sufrido una situación como de violencia de género o cualquier tipo de problema que hayan tenido en su familia», declaró la coordinadora.

Otro de los aspectos en los que más hincapié se hizo fue saber cuál es el número de mujeres que logran reinsertarse en el mercado laboral una vez que dejan de vivir en la casa de acogida, con el fin de verificar la eficacia de los servicios y formación que allí reciben. Un equipo de voluntarias informan a las residentes de todos los recursos públicos que tienen a su disposición en el IAM y en el Centro de Información Municipal de la Mujer, entre otros organismos, y las preparan para intentar, en la medida de lo posible, que tengan una formación suficiente para encontrar un empleo. «Son mujeres que lo han pasado mal y que estando aquí, pues tienen una luz y una esperanza a lo que pretendemos que es una reinserción real», destacó Martín. Hay 15 plazas en total y cada mujer puede alojarse con dos niños. En la actualidad, sólo viven tres residentes con sus hijos.