4 millones de deuda atrasada con Policía Local y Bomberos

El alcalde asegura que no es deuda acumulada de este mandato y que no tiene «liquidez» para pagarla, aunque se están manteniendo reuniones para buscar soluciones

L. CÁDIZJAÉN.
Entrada a la Jefatura de la Policía local de Jaén. :: FRANCIS J. CANO/
Entrada a la Jefatura de la Policía local de Jaén. :: FRANCIS J. CANO

El alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya (PP), reconoció ayer que el Ayuntamiento mantiene una deuda aproximada de «entre 3,5 y cuatro millones de euros» con la Policía Local y los Bomberos, si bien lo achacó al pago de «atrasos de los años 2010 y 2011», es decir, generados en el mandato del anterior gobierno municipal de PSOE e IU.

Actual mandato

El alcalde negó las informaciones que apuntan a que esa deuda se ha generado en el actual mandato del PP. «No es verdad», dijo y criticó haber tenido que «pagar atrasos de los años 2010 y 2011», lo que ha generado que ahora el Ayuntamiento «carezca de esos recursos económicos» para hacer frente al pago de esa deuda, al no tener «ni disponibilidad ni liquidez presupuestaria».

No obstante, afirmó que el Ayuntamiento mantiene «voluntad de dialogar hasta la extenuación» para llegar a un acuerdo con la Policía Local y los Bomberos, para lo cual, según explicó, se están manteniendo «distintos contactos» desde las concejalías de Seguridad Ciudadana y Personal.

Tras reiterar que el Consistorio «no puede realizar más esfuerzos» dada su «gravísima» situación económica, el regidor criticó también el papel de la Diputación Provincial en relación al mantenimiento del cuerpo de Bomberos, ya que, según censuró, la institución que gobierna Francisco Reyes (PP) no destina a ello la cantidad que «debería aportar».En concreto, señaló que en virtud del convenio firmado al respecto, el Ayuntamiento ha tenido que destinar «cinco millones de euros al año» para pagar a un cuerpo de Bomberos que actúa «en 24 municipios», frente a los «814.000 euros» que abona la Diputación pese a que, según resaltó, salvo Jaén capital, las restantes localidades en las que prestan sus servicios estos efectivos son «competencia» de la institución provincial.

50 por ciento

Por ello, Fernández de Moya entiende que la Diputación tendría que pagar «el 50 por ciento» del total de cinco millones destinado a Bomberos (es decir, unos 2,5 millones), ya que los municipios de su competencia representan la mitad de población a la que atienden esos efectivos.