Expurgan más de 40.000 expedientes que colapsaban los archivos judiciales

El secretario coordinador ha actuado ya en los juzgados de Primera Instancia y continúa con la limpieza de viejos papeles en el resto

J. E. POVEDAJAÉN.
Imagen tomada en un archivo judicial antes de la labor de expurgo. :: J. E. P./
Imagen tomada en un archivo judicial antes de la labor de expurgo. :: J. E. P.

El secretario coordinador provincial de Jaén, Ángel Luis Luque, ha sacado de los juzgados de Primera Instancia de Jaén un total de 907 cajas con más de 40.000 expedientes. Son viejos papeles, ya inútiles, que colapsaban los archivos judiciales. El destino de esos documentos, procedentes de diligencias previas y juicios de faltas anteriores a 1997, ya prescritos por tanto, será la destrucción una vez que pasen por la comisión de expurgo ordenada por el TSJA.

Luque explica que el trabajo realizado tiene como objeto racionalizar el volumen documental de los archivos judiciales. Distintas fuentes consultadas en la judicatura confirmaron hace meses que en algunos órganos no tenían ya capacidad para alojar ni un papel más. La Consejería de Justicia habilitó en enero un procedimiento, al que se adscribieron tanto el secretario coordinador como dos funcionarios más, que con el auxilio de una aplicación informática han ordenado y relacionado los procedimientos que colapsaban los archivos desde 1997.

El 25 de junio se adscribió a la tarea a una nueva funcionaria para la gestión de archivos judiciales. Luque resalta «la excelente disposición de la Junta de Andalucía en esta materia, tanto en medios personales como materiales». El 10 de julio salió de los juzgados la primera remesa de 907 cajas con 40.000 expedientes.

A continuación el secretario coordinador continúa su labor en los juzgados de Instrucción, y luego irá a los penales y a otros juzgados, pues se está planificando ya la tarea en toda la provincia. Ya se ha recabado información acerca del volumen de papel que aún tienen guardado prácticamente todos los juzgados.

Los papeles se guardan ahora en un almacén habilitado por la Junta fuera de los juzgados. Luego irán a Granada, a la Junta de Expurgo. La Junta de Expurgo es un órgano colegiado, con competencia en toda Andalucía.

La ley prevé que tenga su sede en Granada, presidida por un magistrado designado por el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Como vocales actuarán un representante del Fiscal, un secretario judicial, archiveros, técnicos y funcionarios. Tiene como finalidad determinar, por cuenta del órgano responsable del respectivo Archivo judicial de Gestión, la exclusión o eliminación de los expedientes procesales o gubernamentales del Patrimonio Documental o, en su caso, contrario, la transferencia de los mismos a la Administración competente en materia de patrimonio histórico.

Pendiente dos años

En junio de 2011, conscientes ya de que muchos juzgados estaban en una situación límite en cuanto a la capacidad de sus archivos, la Junta de Andalucía y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) firmaron la constitución una Junta de Expurgo al objeto de destruir las «toneladas» de documentos «innecesarios» existentes en los juzgados andaluces, según explicó el presidente del Alto Tribunal andaluz, el jienense Lorenzo del Río.

El TSJA ya alertó de que estos papeles y archivos judiciales están «inundando» los juzgados. Se confiaba entonces en que la junta de expurgo comenzase su trabajo «cuanto antes». «Hay toneladas de papel que se han archivado y que ocupan espacio en los edificios», según dijo entonces el presidente del Tribunal Superior, quien añadió que, una vez que un caso judicial se archiva definitivamente, se analiza el documento «y si tiene algún valor cultural, se lleva al archivo histórico, mientras que en caso contrario se acuerda su destrucción».

Fotos

Vídeos