Una nueva capa de asfalto 'prepara' la A-44 para el verano

La autovía está reducida a un solo carril en varios tramos entre la salida de La Guardia y el límite con la provincia de Granada, donde estos días trabajan los operarios

LORENA CÁDIZJAÉN.
Uno de los tramos de la A-44 en los que se está actuando. :: L. C./
Uno de los tramos de la A-44 en los que se está actuando. :: L. C.

La A-44 (Bailén Motril) 'se prepara', a su paso por la provincia de Jaén, para recibir el gran volumen de tráfico propio de los veranos. Concretamente, en el tramo comprendido entre la salida de La Guardia y el límite de la provincia con Granada, los operarios trabajan desde hace días repartidos en varios tramos, para dar una nueva capa de asfalto al firme, según confirman desde el Ministerio de Fomento.

Es lo que se conoce como una 'lechada', es decir, un tratamiento superficial del asfalto y el posterior repintado del mismo. Desde el Ministerio no aclaran cuánto tiempo durarán las obras o la partida presupuestaria que conlleva.

Eso sí, en varios tramos, la carretera ha quedado reducida a un solo carril durante el tiempo que duren las obras. Se trata de una intervención enmarcada dentro de las tareas de conservación, pero que tratará de mejorar el firme de una carretera, que a su paso por la provincia, a pesar de los muchos remiendos que acumula, es una sucesión de baches.

La historia de ese tramo de la A-44, concretamente el que discurre La Cerradura y el Puerto Carretero (del punto kilométrico 60 al 78) es rocambolesca. Esos 18 kilómetros deberían haberse arreglado definitivamente (no con parcheos) antes del final de 2009. Fomento, hasta el momento, no ha aclarado cuando terminará el trabajo.

La obra para mejorar el tramo se prometió hace siete años y se adjudicó el 5 de octubre de 2007 a una unión temporal de empresas formada por Tracsa, Edificación y Obra Civil y Tiferca. Estas empresas se comprometieron a hacer el trabajo en un año a cambio de 13 millones de euros. En 2008 certificaron trabajos por valor de 3,2 millones y en 2009 continuaron por valor de 1,5 millones más. El Gobierno calculó que habían llegado a ejecutar el 37% del trabajo encargado, con pilotajes y espectaculares trabajos en torno al túnel de Santa Lucía. Pero la UTE se fue a pique. Y nunca más se supo de las obras. En mayo de 2009 ya se conocía la readjudicación de los trabajos a una nueva empresa, Enfoca. Pero nunca llegó a comenzar de nuevo las obras.