Los bajos del museo Zabaleta acogerán la obra de Miguel Hernández

Será finalmente el Museo Rafael Zabaleta el espacio escénico que exponga la obra expositiva de Hernández

JOSÉ A. GARCÍA-MÁRQUEZQUESADA.
Los bajos del museo Zabaleta acogerán la obra de Miguel Hernández

Mientras el Instituto de Estudios Giennenses (IEG) estudia, cataloga e inventaria los más de 5.000 manuscritos, documentación y correspondencia del legado de Miguel Hernández que el pasado agosto llegó a Jaén para ser custodiado por la Diputación Provincial, la ciudad de Quesada, cuna de Josefina Manresa, mujer y musa del poeta, se prepara para acoger los libros, cuadros, mobiliario, objetos personales y otros muchos enseres que constituyen la parte expositiva de la donación tras el acuerdo de los herederos del poeta oriolano con la Diputación de Jaén y el Ayuntamiento de Quesada.

Será finalmente el Museo Rafael Zabaleta el espacio escénico que exponga la obra expositiva de Hernández. En concreto, los vestigios que habían permanecido en Elche (Alicante) durante los últimos 26 años serán mostrados en los bajos de la pinacoteca quesadeña, un espacio escénico de enormes dimensiones, que se utiliza cada verano para exponer los cuadros del Certamen Internacional de Pintura. Obviamente, esta área espacial habrá de sufrir un intenso proceso de reestructuración. La idea es que Quesada pase a ser un gran centro cultural en el que al arte expresionista de Zabaleta se sumen las evocaciones literarias del autor de 'El rayo que no cesa'.

La pretensión es que la muestra tenga carácter interactivo, con recreaciones, proyecciones e interacciones, todo con un profundo calado didáctico. Francisco Escudero, gestor cultural del Legado Hernandiano, asegura que la aportación de Quesada será decisiva en el contexto que se le pretende crear para difundir la vida y obra del poeta.

«Se trata de un proyecto de relación recíproca y su desarrollo cuenta con cuatro dimensiones: cultural (promoción de actividades que pondrán en valor la obra y la figura del poeta, incentivando la creatividad de las industrias culturales); investigadora (impulso al estudio de la obra hernandiana, prioritariamente a través de la Universidad de Jaén y del IEG ; turística (promoción del pueblo de Quesada mediante el lanzamiento de una oferta de turismo cultural centrada en Miguel Hernández y en Rafael Zabaleta) y didáctica (promoción de la lectura en los niños y jóvenes, y transmisión de los valores universales del poeta en la escuela)».