Multitudinaria festividad de la Aparición

La Morenita luce ante miles de peregrinos que abarrotaron las inmediaciones de la Basílica

BEATRIZ JIMÉNEZANDÚJAR.
La Morenita luce todo su esplendor ante los devotos que soportaron horas de espera y un calor extremo. :: SANTI SUÁREZ/
La Morenita luce todo su esplendor ante los devotos que soportaron horas de espera y un calor extremo. :: SANTI SUÁREZ

Una festividad de la Aparición que quedará marcada para la historia como la más multitudinaria y de extremo calor. No se recuerda una celebración similar como la vivida el pasado sábado en el 785 aniversario de la aparición de la Virgen de la Cabeza al pastor de Colomera.

La aglomeración de romeros en la plaza, las calzadas y el entorno de la Basílica recordaba a las ediciones de la Romería más populosas. Se sobrepasaron todas las expectativas que las administraciones implicadas, Orden Trinitaria, Cofradía Matriz y Ayuntamiento de Andújar, habían imaginado por la coincidencia de esta celebración con el fin de semana.

A partir de las 20:00 horas las retenciones de vehículos que accedían desde Andújar hacia el Santuario se hacían cada vez más largas. Tanto que llegaron a colapsar el acceso a Andújar por la autovía. Los romeros que iniciaron la marcha en la Avenida Blas Infante sobre las 21.00 horas llegaron al cerro después de tres horas de espera.

También masiva fue la respuesta de las cofradías a esta cita que se caracteriza por su recogimiento y ambiente espiritual. Acudieron 60 de un total de 66 junto con 4 pro cofradías o agrupaciones parroquiales que presentaron sus ofrendas, además de la Cofradía Matriz de Andújar que estrenaba una nueva bandera que conmemora la distinción de la Rosa de Oro y el Año Jubilar 2009-2010.

Manto blanco

Ataviada con un manto de color blanco roto de 2009, realizado por el matrimonio Rodríguez Archivet de Andújar, sobre la base de la cola del vestido nupcial, la Virgen de la Cabeza saludó a sus devotos que, henchidos de fe, no cesaron de dedicarle vivas y lanzarle numerosas plegarias, que en los actuales tiempos iban repletos de deseos de buena salud y expectativas laborales.

El retraso de las celebraciones también fue una nota a destacar en esta edición, con dilación en la presentación de las ofrendas y la tardanza de las autoridades eclesiásticas que se vieron atrapadas en el atasco en la carretera de acceso.

Desde el traslado de su camarín hasta el altar exterior para presidir la misa principal, concelebrada por el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, las palmas, los vítores y lágrimas derramadas por los romeros se esparcieron durante el recorrido ante la atenta mirada de cámaras de fotos y móviles que inmortalizaron este bello momento nocturno.

Tras la eucaristía, la imagen realizó el tradicional recorrido bajando por la calzada principal, cruzando a las 03:00 horas el arco de la plaza, donde una inmensa multitud esperaba con emoción. A los pies de un abarrotado arco, los anderos elevaron la imagen y realizaron numerosas vueltas. Desde allí, emprendió la vuelta a su templo donde a altas horas de la madrugada comenzó el besamanto.