Precios de ajos y cebollas no permiten cubrir los gastos del agricultor

La campaña de recolección del ajo y la cebolla está prácticamente finalizada en Jaén

IDEALJAÉN.

La campaña de recolección del ajo y la cebolla está prácticamente finalizada en Jaén, donde las últimas explotaciones están ya terminando, y los agricultores han comprobado cómo este año «no van a poder cubrir ni siquiera los gastos de producción», según ha lamentado la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) en la provincia.

Según ha precisado este viernes en un comunicado el secretario general de la organización, Juan Luis Ávila, las cebollas se han pagado a seis céntimos el kilo, mientras que otros años la horquilla de precios se ha movido en torno a los nueve y doce céntimos/kilo. Sólo la recolección se lleva ya entre cuatro y cinco céntimos/kilo, con lo que queda entre uno y dos céntimos para pagar conceptos como la siembra, el agua, las labores o el abono.

De este modo, la cifra es «totalmente insuficiente para poder afrontar este coste», lo que está provocando no sólo que el agricultor no cuente ya con ingresos, sino que no pueda cubrir los gastos de la producción y eso cuando la rebaja en el precio en origen «no se traduce, sin embargo, en el supermercado, donde el kilo de cebolla oscila entre los 70 y 80 céntimos».