El Ayuntamiento homenajea a seis docentes recién jubilados

Destaca, por segundo año consecutivo, el papel que han desempeñado en la sociedad andujareña

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZANDÚJAR.
Los homenajeados con el alcalde y la concejala. ::
                             J. C. G./
Los homenajeados con el alcalde y la concejala. :: J. C. G.

El Ayuntamiento homenajeó ayer por segundo año consecutivo a docentes que emprenden la etapa de la jubilación. Se trató de un sencillo y emotivo acto institucional desarrollado en el salón de plenos, donde los maestros estuvieron arropados por sus familiares y amigos y en el que no pudieron reprimir su emoción que delataron sus ojos mojados.

Los distinguidos fueron ayer Isabel Dolores Prieto Martínez, María del Carmen Jiménez Guerra, María Victoria Benayar Bellido, Francisco Blanca Moreno, Fernando García Peña y Petra Gusano Martínez (no asistió).

La concejala de Educación, Rosa María Fernández de Moya, ahondó en la huella que estos docentes no sólo han dejado en el plano educativo, sino en el personal de muchos jóvenes de la ciudad. Reivindicó la figura del maestro y demandó el respeto y la admiración que, su opinión, se merece.

El alcalde, el popular Jesús Estrella, destacó la vocación de estos profesionales a la vez que su papel en la sociedad, «que gracias a las transmisión de sus conocimientos nos permiten ser más libres», señaló el primer edil iliturgitano.

Los homenajeados evidenciaron que detrás de su dilatada etapa profesional que dejaron atrás, guardan historias personales. Isabel Prieto (fue profesora del alcalde) confesó llorando que deja a la que ha considerado su casa, el IES Nuestra Señora de la Cabeza. María de Carmen Jiménez valoró que fuera una de las pocas mujeres que en su época fueran docentes y Francisco Blanca ya se sintió como un iliturgitano adoptivo. Fernando García (ha trabajado en la Escuela de Adultos) dijo haber pasado a mejor vida.