Los edificios deberán pasar su ITV

Afectará a los inmuebles de más de 20 años y corresponderá a los propietarios

ALBERTO ROMÁNÚBEDA.
Todos los inmuebles con más de 20 años tendrán que someterse a la Inspección Técnica de Edificios. :: ROMÁN/
Todos los inmuebles con más de 20 años tendrán que someterse a la Inspección Técnica de Edificios. :: ROMÁN

Como la ITV de los coches pero aplicada a las construcciones. Todos los inmuebles que tengan más de 20 años deberán pasar obligatoriamente una Inspección Técnica de Edificios (ITE). Y para ello será necesario contratar los servicios de un profesional acreditado y competente, como es el caso de un arquitecto o un ingeniero, que deberá emitir el correspondiente informe para entregarlo al Ayuntamiento.

Esta medida afectará a todos los edificios, sin excepción, ya sean de uso residencial, industrial, agrícola o público. Así lo explicó el concejal de Urbanismo, José Manuel Gómez Cobo, quien presentó el contenido de esta nueva ordenanza reguladora de la ITE que será elevada al pleno de la próxima semana para su aprobación.

Según dijo, el texto está basado en las normativas autonómicas al respecto, y se trata de algo que el Ayuntamiento debía tener en vigor desde hace tiempo por obligación. No obstante, cuando se apruebe definitivamente será uno de los primeros de la provincia de Jaén.

Gómez Cobo aseguró que el objetivo es que todos los edificios de Úbeda estén «en buenas condiciones» y que lo vayan acreditando conforme cumplan 20 años. Y son los titulares (propietarios o comunidades de vecinos) quienes deben promover esta inspección pagando a un técnico por hacer los estudios pertinentes y cumplimentar un modelo de documento oficial que se entregará en Urbanismo y se colgará en la web municipal para su descarga.

El informe debe dejar claro el estado de aspectos como la cimentación, estructura, fachada, elementos de ornato, cubiertas, medianerías, etcétera, sobre todo teniendo en cuenta sus condiciones de seguridad.

Posteriormente, los técnicos municipales se encargarán de corroborar estos datos, y si se viera alguna anomalía se pedirá a los responsables que procedan a subsanarla. De no ser así, el edificio en cuestión no pasaría la ITE. Y es en este punto en el que se contemplan sanciones que pueden llegar hasta los 6.000 euros, también para quienes no hagan este trámite.