Gallén recibe la medalla de Andrés Segovia por su música

El guitarrista homenajea al maestro durante el concierto integrado los actos del XXV aniversario de su muerte

I. T.LINARES.
Gallén recibe la medalla. :: E./
Gallén recibe la medalla. :: E.

Con los acordes de su guitarra aún en el aire, Ricardo Gallén ha recibido la Medalla 'Andrés Segovia' en la Fundación del maestro linarense como reconocimiento a su prestigiosa carrera profesional de ámbito internacional. De esta forma, el guitarrista linarense recibe la máxima distinción que ofrece la Fundación 'Andrés Segovia' a aquellos artistas, tanto de la ciudad minera como de fuera de ella, que ofrecen una magnífica aportación al mundo de la música y a la figura de Andrés Segovia.

De esta forma, Gallén, que se encuentra unido a las cuerdas de una guitarra desde que tenía cuatro años, ha conseguido una de las máximas distinciones dentro del mundo de la guitarra que, además, se ha celebrado dentro de las actividades diseñadas por la Fundación del maestro en la conmemoración XXV aniversario del fallecimiento del ilustre Segovia. Así, Ricardo Gallén deleitó en la noche del pasado viernes a decenas de asistentes a la Casa-Museo Andrés Segovia con un concierto cuyo repertorio ha querido ser un reconocimiento al maestro linarense.

«Esta medalla es todo un orgullo por el hecho de ser linarense y guitarrista, teniendo en cuenta que esta Fundación otorga una medalla que es la máxima distinción del mundo de la guitarra», ha asegurado Gallén, quien se ha mostrado emocionado con esta mención que pone en valor su labor dentro del mundo de la música clásica, un trabajo intenso que le ha llevado a ser considerado uno de los más grandes guitarristas de nuestro tiempo, y el éxito en sus conciertos así lo acreditan.

Gallén es uno de los mejores guitarristas clásicos de hoy en día. Tras su primera actuación sobre un escenario a los cuatro años, junto al Coro y Rondalla del Hogar del Pensionista donde tocaba su padre, Gallén estudió guitarra y música temprana en el Mozarteum de Salzburgo y la universidad de Munich con maestros como, Eliot Fisk y Joaquín Clerch, graduándose en 1999. Desde entonces, ha ganado más de 20 premios internacionales.

Ahora, Gallén se enfrenta a un proyecto «muy personal y único» como es la edición de su sexto trabajo discográfico. «Es un disco doble que estoy autoeditando y que responde a un proyecto muy personal en el que, sobre todo, se está primando la calidad. Mi objetivo es poder presentarlo en Linares y así devolver, en cierta forma, este reconocimiento», destaca.