El Ayuntamiento redujo los costes de la presencia de la ciudad en Fitur

Por primera vez la comitiva viajó en tren con descuento, se movió en Metro y pagó el alojamiento con ayudas de la ITS

ALBERTO ROMÁNÚBEDA.
Josefa Olmedilla, concejal de Turismo. :: ROMÁN/
Josefa Olmedilla, concejal de Turismo. :: ROMÁN

El Ayuntamiento, a través de su área municipal de turismo, hizo una valoración positiva de la presencia de Úbeda en Fitur 2012 y de la labor promocional que se ha realizado de la ciudad junto a Baeza. Y ello pese a la austeridad con la que se ha asistido, que no ha influido en el esfuerzo que se ha hecho para contactar con touroperadores y empresas especializadas para 'venderles' las bondades de la localidad Patrimonio de la Humanidad.

Sobre el tema económico, la concejal delegada de Turismo, Josefa Olmedilla, destacó que esta ha sido la edición de la feria que menor coste ha supuesto para las arcas municipales y, a falta de cerrar cuentas, cifró el ahorro entre un 30 y un 40 por ciento con respecto a años anteriores.

Y es que, dentro de las medidas de austeridad aplicadas, por ejemplo, los técnicos y representantes municipales se desplazaron en grupo por primera vez utilizando el tren, logrando además un 50 por ciento de descuento en los billetes de ida y vuelta por ser participantes de Fitur. Y por Madrid se movieron en Metro. Además, el alojamiento se pagó a través de la Iniciativa de Turismo Sostenible (ITS) Museo Abierto del Renacimiento de Úbeda y Baeza, que dispone de una partida específica para la asistencia a eventos y congresos turísticos.

Promoción

Pasando a las acciones promocionales, Olmedilla aseguró que funcionaron muy bien todas las presentaciones. Entre otras cosas, se dieron a conocer el cartel de la Semana Santa de Úbeda 2012, la apertura del Hotel Las Casas del Cónsul en el edificio municipal El Blanquillo, la nueva imagen corporativa de ambas localidades Patrimonio de la Humanidad, el Catálogo de Congresos de Úbeda y Baeza, un nuevo spot de las dos ciudades y el DVD de la cofradía de la Caída sobre su participación en el vía crucis de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid.

Paralelamente, se incidió en la artesanía ubetense, las Jornadas Gastronómicas en el Renacimiento o el aceite de oliva. Incluso se logró entregar a los Príncipes de Asturias un regalo institucional incluyendo una botella de aceite y una pieza de alfarería. Y de la misma forma se hicieron muchos contactos con profesionales del sector. «Nos hemos traído una agenda bastante amplia que esperamos que se vaya materializando en acciones concretas», añadió Josefa Olmedilla.

A la contra, manifestó que la presencia de empresarios de la localidad fue baja. No en vano, de las 31 acreditaciones solicitadas para ellos, sólo se utilizaron 12, algo que achacó a la situación económica actual que obliga a recortar gastos, muchas veces de tipo promocional.