Fórum MMX plantea cinco nuevas zonas de excavación que «abran ventanas» a Cástulo

El director del Conjunto Arqueológico, Marcelo Castro, defiende el proyecto como un primer paso «para abrir nuevos caminos a la investigación»

IRENE TÉLLEZLINARES.
Excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Cástulo durante el veranos. :: ENRIQUE/
Excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Cástulo durante el veranos. :: ENRIQUE

Sumidos en los trabajos de documentación, así como el diseño de las actuaciones de conservación y reconstrucción, el equipo profesional del Proyecto 'Fórum MMX', dirigido a retomar la excavación e investigación en torno al yacimiento linarense de Cástulo, ya plantea cuales serán las nuevas fases de esta macro iniciativa.

Las intervenciones, que se plantean a seis años vista, persiguen «abrir frente» en las investigaciones que se desarrollen en la ciudad ibero-romana. Para ello, según explica Marcelo Castro, director del Conjunto Arqueológico, las futuras intervenciones «servirán para abrir pequeñas ventanas que permitan reconocer la secuencia de Cástulo». Así, y a falta de precisar la urgencia de actuación en cada una de estas 'secuencias' de la ciudad, Fórum MMX trabajará en la puerta medieval, Cerro Muela, la entrada por la Puerta Norte, el sistema de cisternas o la zona cercana al río Guadalimar.

Intervenciones que, como subraya Castro, mantendrá el carácter definitorio de Fórum MMX, la participación de la ciudadanía en el proceso de investigación de la historia y pasado de la ciudad ibero-romana a través, no sólo de las propias tareas de excavación, sino también en la proyección y difusión de los resultados de cada una de las investigaciones a través de diferentes iniciativas como son exposiciones, visitas guiadas en el Museo o, en un futuro cercano, en el Centro de Interpretación del yacimiento.

«El proyecto de Fórum MMX tiene por objetivo concentrar la atención en Cástulo a través de la propia experiencia de las personas, que se integren en el proceso y entienda el origen de la historia de la ciudad. Este objetivo se ha conseguido con el trabajo sobre el foro y ahora queda trasladarlo a otras partes importante», señala el director del Conjunto Arqueológico.

En este sentido, Castro reconoce que el proyecto, con el objetivo de hacerlo lo más atractivo posible tanto desde el punto de vista de la investigación como por el interés que pudiera despertar en la ciudadanía, apostaba por trabajar inicialmente en el foro, «como el elemento más simbólico de la ciudad, que permite conoce la historia de la ciudadanía, además de su evolución y progreso en el espacio». «Es un punto de partida primordial como eje y ombligo de la ciudad para lo que, además, no podíamos basar en las investigaciones que se desarrollaron en los setenta. Sin embargo, visto que Cástulo no cuenta con un foro único, es necesario seguir abriendo espacios para entender su evolución y funcionamiento», señala Castro.

Por eso, la mirada se centra ahora en otros cinco puntos significativos de lo que se conoce dentro del perímetro delimitado de la ciudad ibero romana. Aunque, como apunta Castro, la expansión del yacimiento va mucho más allá. «Nuestro objetivo ha sido, y es, abrir frente con este trabajo, marcar unas pautas y abrir el camino a la investigación. En ningún momento lo que pretendemos es patrimonializar Cástulo. Los trabajos están iniciados y ahora queda que exista un interés por seguir investigando», reconoce el director del Conjunto Arqueológico.

La importancia de la ciudad romana de Cástulo fue menor que la ciudad ibérica, capital de la Oretania. Sin embargo, hay que tener en cuenta que fue escenario de la Segunda Guerra Púnica, que era una de las ciudades más grandes del interior, de una extensión de cerca de 50 hectáreas, con un acueducto que entraba por la Puerta Norte, y que según los escritos, el Betis (Guadalquivir) era navegable hasta allí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos