Descienden las intervenciones de la Patrulla Verde por vertidos ilegales

Las actuaciones contra el patrimonio, así como la realización de obras sin licencias, centran la actividad de este grupo en los últimos meses

I. T.LINARES.
Efectivos de la Patrulla Verde junto a su vehículo. :: ENRIQUE/
Efectivos de la Patrulla Verde junto a su vehículo. :: ENRIQUE

El grupo especial de la Policía Local en materia de medio ambiente, protección y vigilancia del Patrimonio Minero e inspección de espacios públicos, la Patrulla Verde, cumple seis años de vida con un balance positivo en lo que se refiere al descenso de infracciones más habituales hasta el momento. La vigilancia continuada y las nuevas medidas sancionadoras puestas en marcha en este periodo han permitido que el número de actas levantadas por vertidos ilegales haya descendido «de forma sustancial».

Precisamente, al inicio de su actuación, los vertidos, sobre todo de material de obra, centraban el mayor volumen de intervenciones por parte de los agentes de la Patrulla Verde, sin embargo, «ahora son casos puntuales y casi inexistentes», destaca el jefe de la Policía Local, Diego Montes, quien subraya que parte del éxito radica en la sensibilización del uso de instalaciones como el Punto Limpio.

Sin embargo, los buenos resultados en áreas como Medio Ambiente, no se trasladan a casos como las ilegalidades dentro de Urbanismo o contra el Patrimonio Minero. Así, en el último mes, la Patrulla Verde ha registrado hasta cinco casos de obras sin licencia, «por lo que sigue siendo una materia pendiente».

Mientras tanto, de las 48 actas interpuestas en el último mes, la mayor parte de ellas siguen estando relacionadas por el incumplimiento de las ordenanzas municipales, como es la colocación de publicidad en mobiliario urbano (con tres actas), dos casos de instalación de veladores sin autorización, el ejercicio de la venta ambulante sin permiso (hasta ocho actas en un mes) o por infracciones en lo referente a la tenencia de animales.

Por otro lado, en lo que se refiere a las actuaciones de vigilancia y protección del Patrimonio Minero, desde la Policía Local de Linares destacan que en el último año se ha detectado un aumento de robos y expolios en los vestigios mineros de la zona, especialmente en el primer semestre del año.

En concreto, y a falta de conocerse el balance del último semestre de 2011, el patrimonio linarense sufrió en la primera parte del pasado año hasta cinco infracciones tramitadas por la Patrulla Verde en varios enclaves mineros protegidos por su carácter patrimonial, especialmente en lo que se refiere al hurto de las antiguas maquinarias de extracción que aún sobreviven, para su venta como chatarra.

Entre los últimos desperfectos y daños al Patrimonio Minero protegido, desde la Policía Local destacan el derribo del muro que daba acceso a las escaleras del castillete del pozo San Vicente de la mina San Miguel. Derribos que también han afectado al edificio donde se almacenaba los explosivos de la mina de Los Quinientos. Asimismo, entre las últimas actas levantadas por parte de la Policía Local destaca el caso de La Memoria, ubicada en el paraje de Cañada Incosa.