La Glorieta, un barrio tranquilo de gente humilde

Situado en la zona Sur de la ciudad, sus vecinos aseguran que se sienten algo aislados

MÓNICA LOPERA JAEN@IDEAL.ESJAÉN.
Al sur de la ciudad. Vista panorámica del barrio conocido como la Glorieta. :: FRANCIS J. CANO/
Al sur de la ciudad. Vista panorámica del barrio conocido como la Glorieta. :: FRANCIS J. CANO

Fue aproximadamente en los años 50 del siglo XX cuando comenzó a gestarse en la capital jienense un nuevo barrio, a los pies de las faldas del Castillo y en el sur de la ciudad, en el paso hacia la carretera de Los Villares. La Gloria o 'La Glorieta', como es popularmente conocido, ha sido tradicionalmente una zona de gente humilde y trabajadora. Se estima que allí viven unas 1.500 personas, entre las que, lógicamente hay algunos niños procedentes de matrimonios jóvenes, aunque, en su mayoría, los habitantes de La Gloria tienen una edad media de entre 50 y 60 años. Y aunque hay varias casas unifamiliares en la zona de las Eras de Santa Ana, la mayoría de las viviendas se encuentran ubicadas en bloques de pisos.

Lo mejor del barrio, según las gentes que lo habitan, es la tranquilidad que reina en él, lo a gusto que se está, sobre todo en las cálidas noches del verano jienense donde allí, por suerte, el mercurio deja algunos grados menos que en el centro de la ciudad. Ahora bien, precisamente eso que todos destacan como lo mejor, la tranquilidad, se está viendo mermada en los últimos tiempos por algunos actos vandálicos que se repiten.

Así lo asegura el presidente de la Asociación de Vecinos 'La Gloria', Andrés Gómez, que llama la atención sobre los desperfectos y la poca seguridad que existe en la zona del aparcamiento de la residencia de mayores 'Fuente de la Peña', construida recientemente en el barrio. «Destrozan el mobiliario urbano, hacen botellón y trapichean con todo tipo de sustancias», indica Gómez, que asegura que se han denunciado los hechos en varias ocasiones, pero que «nadie hace nada y la situación es la misma todos los días».

Por eso en La Glorieta, como en muchos otros barrios de la ciudad, echan de menos más presencia policial que persuada a los malhechores de cometer infracciones. De lo contrario, temen que, de ser un barrio tranquilo, acabe convirtiéndose en una zona peligrosa.

Limpieza

A parte de eso, en La Glorieta también echan de manos que pasen más barrenderos al cabo de la semana. Aseguran que sólo va uno y que no le da tiempo a pasar por todas las calles, por lo que, al final, «hay zonas que nunca se limpian y que necesitaría una buena actuación», señala el presidente de la Asociación de Vecinos, que tampoco quiere dejar pasar la oportunidad para hablar del estado «lamentable» de algunas calles, habiéndose dado casos de caídas y accidentes de peatones «por el mal estado del acerado», asegura Andrés Gómez.

Del mismo modo, y siguiendo con las demandas, los vecinos de esta zona Sur de la ciudad echan en falta más aparcamientos en el barrio. Es cierto que tienen uno municipal, pero tiene todas sus plazas ocupadas y, a terminadas horas del día, debido a los tres colegios que existen en la zona, se hace prácticamente imposible estacionar el vehículo en ningún sitio.

Y, hablando de coches, la mayoría de los habitantes de La Gloria reconocen que, aunque estuviera permitido, no pasarían por la Catedral y la Carrera para llegar hasta su barrio o dirigirse desde el mismo hacia el centro «porque se tarda menos por la variante Sur». Ahora bien, sí quieren dejar claro que se sienten «aislados» y que necesitan que a esta zona de Jaén, que conecta con la carretera de Los Villares, llegue alguna superficie comercial y también que se construya de una vez el prometido centro de día para personas mayores, que hoy por hoy no tienen un sitio donde reunirse.

Pero, a pesar de todas las deficiencias que aseguran tener, los vecinos de La Gloria se congratulan de que el barrio sea sede de tradiciones y fiestas únicas. Así, por ejemplo, la iglesia de San Pedro Pascual, de la que parte la procesión de Santa Catalina el día de su procesión (25 de noviembre) está allí. Y también es en 'La Glorieta' donde se celebran las fiestas del Cristo de Charcales, también conocido como 'Cristo del Arroz', que es objeto de una romería que se aprovecha también para celebrar las fiestas del barrio, normalmente el segundo domingo de mayo.

Barrio de importantes contrastes entre las viviendas y sus habitantes, La Gloria también destaca por albergar uno de los parques más fotografiados y con más encanto de la ciudad: el del Seminario.

Fotos

Vídeos