Valdeastillas, un remanso de tranquilidad

Se constituyó como barrio en 2009 y sus vecinos lamentan no tener los mismos servicios que el resto

MÓNICA LOPERA JAEN@IDEAL.ESJAÉN.
Panorámica. Valdeastillas se sitúa a las afuera de la capital, pasada la Imora, dirección Torredelcampo. :: FRANCIS J. CANO/
Panorámica. Valdeastillas se sitúa a las afuera de la capital, pasada la Imora, dirección Torredelcampo. :: FRANCIS J. CANO

Lleva poco más de dos años siendo un barrio propiamente dicho, es decir, reconocido como tal después de haber llevado a cabo todas las actuaciones de urbanización necesarias. Pero Valdeastillas existe desde mucho antes. Fue hace algo más de 30 años cuando el constructor Miguel Pérez Rubio comenzó a dividir el suelo en parcelas y a venderlo a jienenses que, en ese momento, veían cumplido el sueño de poder construirse una casa de campo, pero muy cerca del casco urbano de la ciudad.

Es por eso que la media de edad en el barrio es más bien alta, de entre 50 y 60 años, aunque también es cierto que últimamente están llegando a la zona matrimonios jóvenes, con hijos pequeños o incluso sin descendencia, que han comprado alguna de las parcelas que estaban en venta. Eso sí, la población de Valdeastillas varía en función de si es verano o no. Durante la época estival son unas 70 familias las que habitan en este remanso de paz, lo que se traduce en algo más de 500 habitantes, ya que en la mayoría de las casas, unifamiliares todas, suelen convivir varias generaciones que pueden sumar hasta 12 a la hora de sentarse a la mesa.

Durante el resto del año, y sobre todo en invierno, la población del barrio se queda en la mitad. Así, son unas 35 familias las que tienen en Valdeastillas su primera y única residencia. Respecto a la principal ocupación de sus residentes, tal y como señala el presidente de la Asociación de Vecinos, Santiago Mora, «hay de todo, tenemos desde médicos, enfermeros, funcionarios, mecánicos, agricultores... no hay una profesión predominante».

Todos esos vecinos han pasado mucho tiempo luchando para que el lugar donde viven sea reconocido como barrio y, por tanto, para tener los mismo derechos que el resto de jienenses. El proceso en serio comenzó en 2004, aunque la tramitación fue larga porque eran muchos los aspectos a solventar, como el alumbrado, el asfaltado, el agua potable, el transporte público, etc. Al final, para hacer la urbanización, cada propietario ha tenido que pagar de media unos 24.000 euros. Por fin en 2009 Valdeastillas fue reconocido como un barrio más de Jaén, aunque catalogado como entorno especial, eso sí.

Sin duda, para sus habitantes, lo mejor que tiene residir en esta zona de Jaén es la tranquilidad que se respira, el poder estar a un paso del casco urbano, pero alejados del mundanal ruido. Además, todos se jactan de ser como una gran familia, que comparte comidas los fines de semana, fiestas en julio en honor a la Virgen de Carmen, algún que otro viaje cuando la economía lo permite y actividades varias en función de la demanda y de las posibilidades de financiarlas, que ahora, como en muchos otros barrios, no son las mejores.

Esa es la parte buena, lo mejor. Pero también tienen problemas, aseguran. El mayor de ellos, como explica Santiago Mora, es que «tenemos la categoría de barrio, pero seguimos careciendo de muchos servicios», sobre todo de la limpieza y del mantenimiento de los parques. Ese, el de la jardinería, es su principal caballo de batalla. En Valdeastillas hay dos parques que hicieron los vecinos, que financiaron ellos, pero que, al ser catalogado como barrio, pasaron a ser de titularidad municipal.

Pero el mantenimiento brilla por su ausencia en estas zonas verdes que están dejadas de la mano de Dios. «Vienen poco y, además son siempre personas distintas, por lo que todos empiezan por el mismo sitio pero nunca llegan al final», señala el presidente de la Asociación de Vecinos, que asegura que el actual gobierno municipal les ha prometido que actuará en los parques, «pero de momento no hemos visto nada». La maleza campa a sus anchas en Valdeastillas.

Santiago Mora dice estar harto de «tanto la actual corporación municipal como la anterior nos ponga de ejemplo de cómo se debe hacer la urbanización de los Puentes». Así, recalca, «exigen muchísimo para poder urbanizar y después nos ponen como ejemplo, pero a la hora de dar los servicios a los que tenemos derecho como barrio, nos discriminan respecto al resto de los jienenses», argumenta el presidente, que, además, añade que no es que paguen lo mismo que el resto de los jienenses, «es que aquí el Impuesto de Bienes Inmuebles ahora es mismo es más caro y lo será aún más cuando se revise».

Fotos

Vídeos