Sánchez Tostado novela el caso más cruento en la historia del crimen en Jaén

El autor jienense acaba de publicar su último libro, 'Más allá de la mirada', donde mezcla el ensayo histórico con la narrativa

ANTONIO ORDÓÑEZ JAEN@IDEAL.ESJAÉN.
El investigador y criminólogo Luis Miguel Sánchez Tostado ojea su último libro, que considera el mejor. :: CELIA MONDÉJAR/
El investigador y criminólogo Luis Miguel Sánchez Tostado ojea su último libro, que considera el mejor. :: CELIA MONDÉJAR

'Más allá de la mirada' es el nuevo libro del historiador, criminólogo y escritor Luis Miguel Sánchez Tostado. Se trata de una novela basada en un hecho real, en torno a un misterioso asesinato que se produjo en la provincia de Jaén en 1898 y que marcó «un hito en los fastos de la criminalidad». «Las pesquisas para su esclarecimiento y los dramáticos hechos posteriores desataron tal impacto social que la prensa nacional divulgó la historia por los confines del reino», explica.

El autor señala que, modestamente, este es para él su mejor libro, ya que se entremezcla el ensayo histórico con la novela, pues a los hechos y datos concretos se suma la trama típica de una novela.

Basada en un hecho real, la acción transcurre en las provincias de Jaén, Granada y Madrid y trata de un insólito crimen que produjo, por diferentes motivos, un balance de cuatro muertos. El lector asiste a dos historias paralelas que, aunque distantes en el tiempo -principios del siglo XX y la época actual-, se intercalan porque estarán relacionadas entre sí.

El escritor recalca que afrontar este libro ha sido «un reto fascinante, porque es una novela, pero basada en un hecho real». «Previamente he tenido que hacer un riguroso estudio de documentación histórica, pero en lugar de redactarlo como un ensayo cualquiera, lo he novelado, siendo sus personajes reales, sus ilustraciones, las fechas y demás», comenta. Todo esto engancha al lector, porque la historia cuenta con grandes dosis de intriga.

La historia que se trata en el libro es, según Sánchez Tostado, «un caso realmente extraordinario». Respecto a cómo conoció el suceso, el escritor señala que fue como casi siempre le ha pasado: «Todos mis libros me surgen en la gestación del anterior, porque descubro cosas en los testimonios orales y fuentes documentales que son temas que nunca se han investigado y de ahí me surge la idea para un nuevo trabajo», argumenta.

Sánchez Tostado recalca la satisfacción que le ha producido afrontar este proyecto, porque en esta novela hay un plus de dificultad, «puesto que no me ha permitido la imaginación salirme de los hechos históricos..., estaba encorsetado en un hecho real; pero lo he tenido que adaptar de tal forma para que el lector tenga suspense e intriga en todo momento; además se relata de una manera muy curiosa, porque el lector verá saltos al pasado y al presente. Además de los datos y hechos sucedidos en el momento del crimen, se suceden unas conversaciones en la actualidad mías con un entrañable y sabio abogado en Madrid que me ponen sobre la pista de aspectos inéditos de aquella historia. Al final serán historias que se verán entrelazadas y el lector se llevará bastantes sorpresas que además son reales». En esas mismas conversaciones con el anciano se profundiza en temas como la religión, la psicopatía, los traumas infantiles, la avaricia, la sociedad caciquil, etcétera.

Aunque el escritor no quiere desvelar mucho sobre la historia, para no destapar la trama, sí comenta que se trató de un crimen muy cruento que se produjo en Jaén, aunque también salpicó a la provincia de Granada. El hecho tomó tanta repercusión que incluso durante años, la localidad de Castillo de Locubín era conocida por este suceso tan negro. De hecho, el autor señala que en su trayectoria como criminólogo, nunca se había encontrado con un caso de las características de éste.

Fotos

Vídeos