ideal.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 19 / 36 || Mañana 20 / 36 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
En China explotan las sandías

SOCIEDAD

En China explotan las sandías

Los escándalos alimenticios preocupan cada día más a los chinos, que descubren melamina en su leche o comen cerdo iridiscente

19.05.11 - 01:50 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Es el no va más en la ya de por sí asombrosa lista de escándalos alimentarios chinos: sandías que explotan. No es broma. Ha sucedido esta semana en la provincia de Jiangsu, al oeste de Shanghai, donde un grupo de agricultores ha visto cómo toda su magnífica cosecha de gigantescas sandías, cuyo tamaño y rápido crecimiento se debe al uso del fertilizante -legal- forclorfenurol, reventaba cual campo de minas antipersona durante su recolección.
Al parecer, el exceso de esa sustancia, combinada con el calcio que también utilizaban para acortar el tiempo de 'engorde' de estos frutos, ha provocado el estallido en cadena de las sandías. Según los medios de comunicación chinos, en la localidad de Dalu han volado por los aires casi el 70% de las sandías, y 46 hectáreas dedicadas a esta fruta han perdido toda la cosecha.
Aunque este caso particular ha llamado la atención por lo curioso, lo cierto es que no hay semana en China que no salga a la luz alguna violación de la seguridad alimentaria. Uno de los últimos escándalos ha tenido como protagonista el clásico 'mantou', un bollo blanco típico del desayuno chino, que se reciclaba en los supermercados de Shanghai. A los caducados simplemente se les cambiaba el envoltorio y volvían a salir a la venta hasta que se vendían. Un reportero chino utilizó la cámara oculta para desvelar la chapuza y, de paso, mostrar que la prensa de su país está cambiando.
Carne fluorescente
Y los consumidores también. Las redes sociales han hecho que muchos otros denuncien desmanes alimentarios por los equivalentes chinos de Twitter y Facebook. Una mujer, por ejemplo, sacó a la luz otro de los casos más interesantes. Aseguraba en su blog que la carne de cerdo que había comprado emitía una luz azulada en la oscuridad. El ciberespacio no tardó en reaccionar, salieron más casos y fotografías, y pronto las autoridades reconocieron que un bacilo había provocado que partidas de esta carne se volvieran fluorescentes. Pero aseguraban que no había peligro para el ser humano si se cocinaba a conciencia.
El periódico 'Weifang', sin embargo, añadía otras razones menos tranquilizadoras: el pienso del ganado contiene fósforo y metales pesados, así como sales para uso industrial, que algún avispado sin escrúpulos también ha llegado a comercializar como sal de mesa. Incluso se han dado casos de carne de cerdo que se comercializaba como de vaca, y que, de hecho, sabía a ternera gracias a un proceso industrial cancerígeno.
Pero el ingenio chino va mucho más allá. Según la agencia de noticias Xinhua, se han creado huevos con carbonato cálcico y otros químicos, de forma que casi pueden ser utilizados como pelotas de ping pong después de ser cocinados, y leche en la que no hay ni una sola célula animal, sólo agua y aditivos. A partir de ahí, la lista de esperpentos parece no tener fin. En Fujian, por ejemplo, se encontraron cangrejos que habían sido alimentados con píldoras anticonceptivas para aumentar su tamaño y potenciar el sabor. Las mujeres que lo consuman a menudo podrían quedarse estériles por esta razón. Lo mismo ha sucedido en algunas piscifactorías con varios tipos de peces. Y esta es sólo la punta de un iceberg con mucha masa bajo el agua.
Afortunadamente, de momento parece que estas chapuzas han quedado en un susto, nada comparable a la leche con melamina que mató a media docena de bebés y que ha podido causar daños irreversibles en cientos. Dos de sus responsables están condenados a muerte, pero el afán por hacer dinero rápido y fácil parece acicate suficiente para buscar nuevas vías ilegales. Sin duda, ahora sí que se puede decir que los chinos comen de todo, pero no por voluntad propia, claro.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
En China explotan las sandías

Sandías que estallan, carne que se vuelve fluorescente... los chinos se muestran preocupados por la calidad de sus alimentos. :: AP

En China explotan las sandías
Ideal.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.