Un camionero sufre un infarto y logra sacar de la A-4 su vehículo antes de morir

Tuvo fuerzas para evitar una tragedia

J. E. P.JAÉN.

La muerte lo sorprendió mientras trabajaba: al volante. A los mandos de un camión y en uno de los tramos de carretera más peligrosos de la red nacional de carreteras: el paso de Despeñaperros. Posiblemente un infarto, a falta de que se conozcan los resultados oficiales de la autopsia. Pero aún tuvo fuerzas para evitar una tragedia: pudo sacar el camión de la carretera sin provocar una tragedia y sin que ningún otro vehículo se viera implicado en un accidente.

Las fuentes consultadas en la Guardia Civil han indicado a las cinco de la mañana de ayer se recibió una llamada pidiendo socorro desde la autovía A-4. Concretamente en el punto kilométrico 259,6 de la carretera, en término municipal de Santa Elena. El conductor sintió una indisposición y pudo dejar su vehículo en el arcén. Falleció. Con él viajaba su mujer, que resultó ilesa. Aunque el equipo de urgencias de La Carolina que acudió a cubrir el accidente la trasladó al centro de salud para calmarla y atenderla. Con el conductor del vehículo intentaron maniobras no que técnicamente se consideran ya no de reanimación sino de resucitación. En vano.

A las seis de la mañana se firmó el acta de defunción del camionero. Las fuentes consultadas en La Carolina indican que la causa de fallecimiento es una parada cardiorespiratoria, a falta de los datos de la autopsia.

Accidente laboral

Técnicamente, al ser el fallecido conductor profesional, es un accidente laboral. En total, el año pasado se produjeron 7.122 accidentes laborales en la provincia, siendo la que menos bajas laborales experimentó en términos absolutos (el 6,62% de los producidos en Andalucía). Del total, 6.497 se produjeron en la jornada de trabajo, y 625 fueron «in itinere». Por la forma que se producen los accidentes, ocupa el primer lugar el sobre esfuerzo físico, seguido por aplastamiento sobre o contra, resultado de una caída, y en tercer lugar por choque o tropiezo con un objeto inmóvil. En cuanto a los accidentes mortales, cuatro fueron por infarto durante la jornada laboral (como puede ser en este caso), tres por aplastamiento o atrapamiento y uno sepultado.

Por tipos de contrato, los trabajadores que tienen contratos de duración determinada, en sus distintas modalidades, son los que más accidentes tienen con un 48,33 %, seguidos por los que tienen contratos indefinidos, igualmente en sus distintas modalidades, con un 38,10%