Jaén se queda sin cines urbanos

Cierra el Cervantes tras quedar fuera de la venta de Cine Sur a Cineword Las salas de los multicines La Loma, en el Centro Comercial, son las únicas que siguen abiertas en la ciudad

J. E. P.JAÉN.
Fachada del Cine Cervantes, en la muy jaenera calle Bernabé Soriano (La Carrera), con la catedral al fondo. :: IDEAL/
Fachada del Cine Cervantes, en la muy jaenera calle Bernabé Soriano (La Carrera), con la catedral al fondo. :: IDEAL

Quien quiera ir al cine en Jaén tiene que coger el coche. Tras el cierre del Cine Cervantes, las únicas salas que siguen abiertas en la ciudad son las de los multicines La Loma, en el centro comercial del mismo nombre, junto a la N-323a y fuera del casco urbano. En 2009 cayó el cine Alkázar, le penúltima sala urbana. Y antes aún, los Avenida, cuya última función se celebró en 2005. El Asuán cerró en el 92. Y años antes, el Lis Palace. Nombres que han quedado para la historia de la ciudad, para contar batallitas de cine, de amistades y amoríos. Una lista a la que se suma el Cervantes.

El viernes fue la última función del Cervantes. 'Águila Roja', la última película que se proyectó. Tres de sus cuatro trabajadores ya están en las listas del paro. David Cobo, el gerente, asegura que él irá en los próximos días. El negocio llevaba años agonizando. De hecho ya hubo un cierre en 2009, que se frustró cuando por la presión popular intervinieron las administraciones públicas, que se comprometieron a apoyar la sala. «Cumplieron la Universidad y la Diputación. El Ayuntamiento no ha respetado ni uno sólo de sus compromisos. No ha pagado nada de lo que dijo que pagaría. Deja a deber 60.000 euros», asegura el aún gerente.

El cierre se mascaba desde que en noviembre pasado la constructora Noriega, joya de las empresas del grupo Sánchez Ramade, entrase en concurso de acreedores. Los Sánchez Ramade eran los dueños del Cervantes (como lo fueron también del Alkázar) a través de Cine Sur. «Los cines erán rentables, por eso los han vendido por más de 17 millones de euros», dice Cobo. El comprador es Cineword, multinacional dedicada a la exhibición. Se ha quedado con todo el lote de cines de los Sánchez Ramade salvo cuatro. Entre ellos el de Jaén. Un ciudad que se queda si cines en su casco urbano. Y que pierde uno de sus pocos espacios culturales.

Fotos

Vídeos