La Guardia Civil busca chalés ilegales en Bailén tras poner bajo sospecha cien en Marmolejo

La denuncia de un particular que considera su parcela invadida por las construcciones ha dado lugar a las pesquisas del Instituto Armado

J. E. POVEDAJAÉN.
Un agente del Seprona descubre una toma de luz clandestina en una imagen de archivo. :: IDEAL/
Un agente del Seprona descubre una toma de luz clandestina en una imagen de archivo. :: IDEAL

Los han visto hacer fotos desde cerca de la autovía. Y han comenzado a pedir ya documentación a algunos propietarios. Los agentes de la Guardia Civil especializados en investigaciones urbanísticas están ahora en Bailén, donde los vecinos aseguran que las pesquisas se están centrando en una zona muy concreta, cerca de la A-4 y cerca del final del casco urbano. Por el contrario, en Marmolejo aseguran que hace tiempo que ya no ven a los agentes por allí, por lo que dan la investigación por acababa.

La investigación comenzó en Bailén a raíz de la denuncia de un particular sobre las casas que se están construyendo junto a su parcela. A juicio del denunciante, el ladrillo invadía su propiedad. Y acudió a la Justicia. Aún no se ha conseguido determinar si habrá una revisión general de todas las construcciones en el extrarradio del municipio o si se quedarán en la zona donde hasta ahora han visto a los agentes iniciar las investigaciones.

En Bailén la polémica de las construcciones ilegales es ya vieja. Durante años, el Ayuntamiento abanderó esta batalla, con gran disgusto de muchos vecinos afectados. El consistorio llegó a contratar a un fotógrafo que periódicamente recorría las zonas de chalés. Luego los técnicos municipales comparaban fotos y se procedía a multar a las personas que habían hecho obras sin licencia. Eran tiempos del anterior gobierno local. La investigación del Instituto Armado pondrá a prueba el celo con el que los actuales gobernantes han mantenido la disciplina urbanística. Una prueba que pocos responsables municipales están logrando superar cuando se les coloca bajo la lupa de la Justicia en temas de urbanismo (en la provincia hay media docena de alcaldes o ex alcaldes condenados y una decena esperando juicio por este motivo).

Marmolejo

En Marmolejo se da ya por finalizada la primera fase de la investigación sobre construcciones ilegales en la localidad, que según fuentes consultadas en la localidad ha puesto bajo sospecha a más de un centenar de construcciones. Las pesquisas se centraron allí en tres parajes: Torrecilla, Molino Quemado y Camino de Fuente Olid. No se trata de urbanizaciones propiamente dichas, sino de casas construidas de forma aislada en el campo, en las cercanías del casco urbano. Se está analizando caso a caso la existencia o no de licencia, la fecha de construcción (si han pasado más de tres años desde la finalización de la obra el posible delito estaría prescrito) y las características de la construcción, para ver si se ajusta a la licencia otorgada.

En la localidad confirman que muchas de las construcciones investigadas llevan en pie bastantes más años que los del periodo de prescripción de un posible delito contra la ordenación del territorio por lo que no habrá problemas para sus propietarios a efectos penales. Pero puede haber varias decenas a los que la Justicia aún pueda pedir cuentas. En cualquier caso, la primera fase de la investigación (tal y como explicaron fuentes cercanas al caso) se limitaba a un informe encargado por la sección de la Fiscalía encargada de la protección del Medio Ambiente a raíz de la denuncia de un particular, y ahora será o el juez de instrucción o la Fiscalía quien tenga que determinar si hay indicios o no de delito para continuar con las pesquisas.

El denunciante en Marmolejo tenía un negocio que fue cerrado por orden municipal. El alcalde Cristóbal Relaño insistía en septiembre pasado en que no tiene conocimiento de investigación alguna, pero sí recordaba que se cerró un negocio «sin licencia» y que la Justicia dio la razón al Ayuntamiento ante los recursos que interpuso esta persona.

Por otra parte, ayer el Penal 3 de Jaén celebró un nuevo juicio por construcciones ilegales en el paraje San Isidro de Jamilena, donde hay quince imputados que están desfilando por el banquillo en las últimas semanas. Entre ellos está en concejal de Urbanismo del pueblo, acusado de hacerse un chalé ilegal. Para el año próximo se espera que sea el alcalde quien sea juzgado por omisión del deber de perseguir delitos. Hay ya varias condenas, aunque la Audiencia Provincial se ha decantado porque no haya demoliciones en la zona en sus últimos fallos.