Corrida histórica en la plaza de Sabiote con dos toros indultados

'Fundador' y 'Pitito' fueron los dos toros que van a reinar en las fincas de los Hermanos Collado

ÁNGEL DEL ARCOSABIOTE.
Un pase de Curro Díaz, al que le indultaron un toro. :: ENRIQUE/
Un pase de Curro Díaz, al que le indultaron un toro. :: ENRIQUE

Ir a la plaza de toros de Sabiote es un gusto, con su bellísima restauración que la dejó de 'durse', y mucho más con el acontecimiento de ayer. El público lleno la plaza y disfrutando de un encierro magnífico con cinco toros de gran presencia y bravura, logrando el indulto de primero y último y aplaudiendo a rabiar el resto.

Si a esto unimos que Curro Díaz estuvo cumbre en una faena de muleta sensacional, plena de gustos, temple y arte, sólo con el lunar del cuarto que técnicamente superó con solvencia. Dejó un gratísimo recuerdo de la tarde histórica de los dos indultos.

Salvador Vega no acabó de entenderse con el primero que, es cierto, salió un poco reparado del caballo, pero que también tuvo momentos de extraordinaria calidad. Mejor todavía en el segundo de su lote, en que la belleza de sus muletazos dejó un gran sabor en los mejores aficionados; muy interesante la faena en el quinto la cual quisiéramos ver repetida muchas tardes.

José Carlos Venegas cuajó en el sexto una faena cumbre en la que derrochó valor, quietud, cercanía y una emoción indescriptible al conjuntarse la bravura de un magnífico toro, muy noble también y que produjo gran impacto entre los aficionados que lo jalearon constantemente por la vibración de su muleteo y el valor de un sentimiento profundo que le hizo entregarse con generosidad ante un gran toro al que se le perdonó la vida.

Emotividad

El torero de Beas de Segura creemos que es capaz de hacer faenas como la cuajada ayer, cargadas de emotividad. Otra vez en los tendidos volvimos a sentir la emoción del toro bravo y el torero con todo el coraje del mundo. Gran actuación la suya, a pocas fechas de la alternativa, que tomó hace unos días en Alicante y que no pudo ser en Jaén en la inauguración de la temporada al ser suspendido el esperado festejo.

Así, la corrida de ayer en Sabiote, pueblo con tradicional afición a los toros y en la que hemos visto a muchos diestros importantes, fue un magnífico marco para una corrida que será recordada durante muchos años.

No sé si esto había ocurrido antes en alguna plaza de Jaén, pero indultar dos toros, es un acontecimiento muy inusual y que desde luego marca un hito en cosos taurinos de nuestra provincia, sobre todo porque recayeron en dos toros con mucho cuajo y quizá de los que no van a nuestras ferias.

Pero bueno es que el acontecimiento surgiera y que tuviéramos la suerte de presenciarlo, perdonar la vida a dos toros es el premio a la verdad de esta fiesta incomparable, ahora tan cuestionada por los catalanes que no han sabido apreciar la grandeza de un festejo que acompaña durante siglos la historia de nuestro país.

Sabiote puede estar de enhorabuena y los aficionados que presenciamos la corrida también, porque es una suerte asistir a una función con la emoción de ver irse a los corrales a dos toros con vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos