Una gran partitura para «interiorizarla»

Juan Medina, autor de la obra obligada del Premio 'Jaén' de Piano, destaca que el reto exigible es captar la simbología de la pieza

ANTONIO ORDÓÑEZ JAEN@IDEAL.ESJAÉN.
Felipe López, junto a miembros del jurado e integrantes del Consejo Asesor del Premio. :: FRANCIS J. CANO/
Felipe López, junto a miembros del jurado e integrantes del Consejo Asesor del Premio. :: FRANCIS J. CANO

El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Felipe López, recibió ayer a los integrantes del jurado y del Consejo Asesor de la LII edición del Concurso Internacional de Piano Premio 'Jaén', que organiza la Administración Provincial. Durante la recepción, López ha dirigido unas palabras a los miembros del jurado y ha agradecido el gran trabajo que desarrollan en el Premio de Piano 'Jáen', un certamen al que ha calificado como «una de las mejores embajadas culturales que tiene la provincia de Jaén en el mundo».

López puso como ejemplo de la proyección e importancia del concurso el hecho de que hasta el día de ayer, las visitas a la web monográfica del Premio 'Jaén' procedían de más de 170 ciudades de todo el mundo. «No hay ningún otro acontecimiento cultural en la provincia que tenga una difusión en todo el mundo como este premio. Asociar una tierra y su gente con lo que representa un proyecto cultural como éste es una gran satisfacción para los jienenses, que también pueden disfrutar de conciertos de un gran nivel», manifestó.

Por su parte, la presidenta del jurado, Begoña Uriarte, destacó el gran nivel de los doce pianistas que han pasado a la segunda fase. «No sólo son pianistas, sino que cada uno de ellos ya tiene formada una personalidad pianística muy fuerte. Todos ellos son ya gente formada, nosotros podemos estar completamente tranquilos de que, lo que van a tocar, está bien. Algunos de los que han quedado fuera han sido buenos pianistas, pero aún les falta eso que tienen que tener para entrar en esta profesión», explicó.

En la cuneta

El secretario del jurado, Pedro Jiménez Cavallé, reincidió en el gran nivel de esta edición. «A veces se puede pensar que han quedado muchos pianistas en la cuneta, pero cuando se hace la selección, aunque no se pide un número concreto para pasar a segunda prueba, a veces los resultados de las votaciones son los que son y hay que respetarlos... A los que somos de Jaén y llevamos años en el jurado, lógicamente, nos gusta que haya más concursantes... Porque los podía haber habido, porque un voto de diferencia no dice nada; cuantitativamente sí, pero no cualitativamente». Respecto a los doce jóvenes que han pasado a la final, resaltó que «con toda seguridad podremos vivir unos momentos magníficos».

'Tardes de Almazara

Durante esta semana, cobra especial protagonismo la obra obligada, que este año lleva el título de 'Tardes de Almazara' y ha sido compuesta por Juan Medina. El autor de la partitura explicó ayer que el título de la pieza hace mención, más que a los molinos de aceite de la provincia de Jaén, a todos los sentimientos humanos que rodean a la tradición popular y cultural del aceite de oliva. «Siempre me han interesado mucho las vivencias de las personas, las experiencias personales de los entornos rurales, para luego escribir obras de arte», destacó. Músico con raíces cordobesas y ligado a Jaén, incidió en que la obra que ha compuesto para el concurso «requiere de una gran dosis técnica para poder afrontar la partitura». Del mismo modo, añadió que «como compositor español con raíces andaluzas que soy, el principal reto de esta obra para los pianistas consiste en interiorizar correctamente la partitura y hacer una lectura correcta de toda la simbología que hay detrás de ella».