El sismógrafo de la UJA, un elemento más docente que científico

Desde mediados de marzo de 2008 se encuentra operativo en el Campus de la Universidad de Jaén un sismógrafo de banda ancha. Se encuentra instalado en el sótano del edificio A3 del Campus, estacionado sobre un pilar de hormigón sin armar anclado directamente en el terreno sin alterar. Sus coordenadas aproximadas son (37.79ºN, 3.78ºW). El terreno sobre el que se encuentra asentado son margas verdes-azuladas del Guadalquivir, con una potencia de 400 a 500 metros.

Está equipado con una memoria Flash de 1 Gb en la que almacena de forma continua el registro de velocidad, de la que periódicamente se le descargan los datos. Mediante una antena GPS, el equipo posee un sistema de adquisición de tiempo que le asegura una referencia temporal universal. Según José Antonio Peláez, el sismógrafo tiene una función «más docente que científica», y con él los alumnos aprenden cómo se registra la actividad sísmica.