Sanitarios de Bailén y Baños, unidos contra las continuas amenazas de un paciente

Vista de la entrada de Urgencias del centro de salud de Bailén. /J. L. LÓPEZ FRUTOS
Vista de la entrada de Urgencias del centro de salud de Bailén. / J. L. LÓPEZ FRUTOS

Profesionales de ambos centros se concentrarán el martes, tras llevar el caso al juzgado, al Colegio de Médicos y al Ayuntamiento

LORENA CÁDIZBAILÉN

El asunto no es nuevo, viene de tiempo atrás y lejos de mitigarse con el tiempo ha ido a peor. Una de las dos médicos de familia del consultorio de Baños de la Encina ha estado un mes de baja después de sufrir, según ha denunciado, amenazas y agresiones verbales por parte de un paciente. Tras su baja, que se le concedió porque «no podía soportar la idea de coincidir con esa persona», a ese paciente se le asignó otro médico de familia. Médico a la que también ha amenazado, según relata el director del centro de Salud de Bailén, Antonio Carrasco, del que depende el consultorio de Baños.

Pero el caso no se limita ahí. Baños de la Encina solo tiene pediatra unas horas, y fuera de ese horario es necesario trasladarse a Bailén. En una de esas visitas, este mismo paciente también amenazó a la pediatra, y lo mismo ha hecho con un enfermero de Baños. «Sabemos que también ha tenido situaciones conflictivas en el hospital de San Agustín de Linares, y en alguna consulta en Jaén», asegura el director del centro.

Todo eso se ha denunciado ante el Juzgado, ante el Colegio de Médicos, ante el distrito sanitario, y ante el Ayuntamiento de Baños, al tratarse de un vecino de esta localidad, «que también es conocido en el municipio por su carácter conflictivo». Pero como, de momento, la situación continúa igual, los propios profesionales de los dos centros han decidido llevar a cabo una concentración, a modo de protesta, que tendrá lugar en la puerta del centro de salud de Bailén y del consultorio de Baños, el martes 26, a las once de la mañana.

Acciones de protesta

Además, «estas acciones se irán repitiendo hasta que quede resuelto de forma satisfactoria el problema con el usuario que viene ejerciendo violencia, amenazando y coaccionando a nuestros compañeros», dice el llamamiento con el que se ha pedido la movilización de todo el personal.

«Pensamos y creemos que el mal uso que un individuo hace de los servicios sanitarios públicos no debe condicionar el derecho del resto de los usuarios, como ocurre en este caso, ya que tras el enfrentamiento con esta persona, deja al profesional tan afectado anímicamente que le condiciona y le interfiere en las asistencias que tiene que llevar a cabo a posteriori. Eso o bien no puede desempeñar su trabajo y le obliga a sufrir una incapacidad laboral temporal», explica el escrito que se ha hecho llegar a la gerencia del distrito sanitario Jaén Norte.

Por eso, ante esta situación, los profesionales de ambos centros reclaman la presencia de personal de seguridad, «ante la poca eficacia de los llamados botones del pánico y otras medidas que se han intentado implementar y que están resultando ineficaces», continúa el escrito.

«Lo que estamos es reclamando al SAS que ampare a los profesionales que estamos trabajando y que nos sentimos desamparados», dice por su parte el director del centro de salud de Bailén, que reconoce que sienten «miedo» cada vez que esa persona entra por la puerta.

Temas

Sas, Bailén