Quince años con mucho que celebrar

Quince años con mucho que celebrar

Conocidos ubetenses fueron protagonistas del quince aniversario como Patrimonio de la Humanidad

ALBERTO ROMÁNÚBEDA

Tal día como ayer, hace quince años, Úbeda y Baeza recibían jubilosas la noticia de su declaración como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. La buena nueva llegaba a media tarde desde París, donde se reunió el Comité de Patrimonio Mundial, y en ambas ciudades se pregonó a los cuatro vientos con un repique general de campanas que dio paso a una gran fiesta.

Ese ambiente festivo y todo lo que vino después fue rememorado en Úbeda durante un acto conmemorativo de este quince aniversario en el que fueron protagonistas ubetenses que destacan por su trabajo o trayectoria en diferentes ámbitos. Unos intervinieron de manera presencial y otros a través de unos vídeos que grabaron para la ocasión al serles imposible estar presentes por motivos personales o profesionales.

Recepción

Tras una recepción con entrega de obsequios ofrecida a los invitados en los sótanos del Ayuntamiento, donde se encuentra el Centro de Interpretación 'Andrés de Vandelvira', todos se situaron ante la imponente fachada de la Sacra Capilla de El Salvador, en la monumental plaza Vázquez de Molina, donde se ensalzó la universalidad de la ciudad, sus valores patrimoniales y humanos adquiridos de muchas generaciones anteriores y la responsabilidad que supone ser Patrimonio de la Humanidad.

El acto, cuyo escenario estuvo flanqueado por cuatro soldados renacentistas, comenzó con el saludo, desde la pantalla, de la alcaldesa de Baeza, Lola Marín, que en ese momento se encontraba conmemorando el mismo aniversario en la vecina y hermana localidad.

Después intervinieron presencialmente la artista Ángeles Agrela, el doctor en Ciencias del Trabajo y Abogado Juan José Almagro, los músicos Luis Miguel Cobo, Paco Ortega y Carlos Jimena (de Guadalupe Plata), los escritores Salvador Compán y Jesús Maeso, el barítono Damián del Castillo y el publicista Rafael Fortis. Y a través de un vídeo se asomaron a la abarrotada plaza el modisto Moisés Nieto y los músicos Joaquín Sabina y Zahara. Todos ellos grandes embajadores de la ciudad y ubetenses orgullosos de serlo.

También en la pantalla estuvo el presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Francisco Reyes, tras cuyo mensaje fue el turno de la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, quien hizo un repaso al camino recorrido sin olvidar hablar de lo que queda por recorrer. Tuvo además palabras de agradecimiento a sus antecesores en la Alcaldía de Úbeda, presentes entre los invitados junto a la corporación actual, pues «contribuyeron, de una manera u otra, al desarrollo y la consecución de la declaración de la Unesco y es justo reconocerles el trabajo, la entrega y la ilusión que pusieron para que este nombramiento fuera posible».

Proyección

De esta forma se puso el broche de oro a esta cita con la proyección, sobre la fachada de El Salvador, de un video mapping creado para la ocasión que, como el año anterior, sorprendió a los cientos de ubetenses allí congregados dando vida a las centenarias piedras del emblemático templo, narrando una leyenda de la ciudad. Posteriormente hubo dos sesiones más para los rezagados o para quienes prefirieron menos bullicio.

Fotos

Vídeos